Eduardo Coudet viaja a Valencia con la satisfacción del deber cumplido, aunque considera que la puntuación del Celta no hace justicia al juego que su equipo ha desplegado a lo largo de la temporada. “Hemos cumplido el objetivo con tranquilidad”, ha destacado en rueda de prensa el preparador argentino. “El objetivo era hacerlo de una manera tranquila y futbolísticamente hemos hecho muchas cosas bien, pero no me parece que tengamos los puntos que merecíamos", ha precisado el Chacho, que concede “un aprobado” al Celta: “A todos nos hubiese gustado poder dar un poquito más, pero sostuvimos una línea de juego y sostenerla en el tiempo nos va a hacer mejores. En lo futbolístico el equipo estuvo a la altura y merecíamos algunos puntos más”.

El entrenador del Celta se propone cerrar el curso “de la mejor manera”, “dando una buena imagen” y “ojalá ganando”. “Más allá de las posiciones, la parte económica es importante. Para el club sería significativo adelantar alguna posición. Uno juega para ganar y todos los partidos son importantes”, ha señalado sobre el choque frente a los de Pepe Bordalás.

Coudet ha admitido que el Celta afronta el choque “con dificultades” por el gran número de bajas que afectan al plantel, pero sobre todo por no disponer de un futbolista específico para el puesto de pivote debido a las ausencias de Fran Beltrán y Renato Tapia. El técnico duda en si adelantar de posición a uno de sus defensas centrales o utilizar al canterano Gabri Veiga, quien vuelve a una convocatoria en la que también está el medio centro del conjunto juvenil Damián Rodríguez, que no apunta al once, pero tiene muchas papeletas para debutar en Primera División. Coudet no ha querido desvelar cómo resolverá el problema del pivote. “Mañana veremos”, se ha limitado a señalar el técnico, que ha reconocido: “Todos van a tener que colaborar para no resentirnos en una posición en la que no tenemos a ninguno. Tendremos que trabajar de distinta manera y algunos jugadores trabajar en posiciones que no son habituales”.

El preparador celeste no cree que al Valencia la afecte negativamente el ambiente convulso que rodea al partido por la masiva protesta que la afición che prepara contra la gestión de Peter Lim. “A los jugadores y entrenadores a veces nos toca vivir situaciones diferentes, pero el Valencia tiene jugadores y jerarquía y un entrenador experimentado y con carácter. No lo valoro como un factor determinante”, ha observado el Chacho, que aguarda un “duro” partido. “Vamos a enfrentar a un rival muy difícil, que tiene jugadores de mucha jerarquía y un entrenador al que le ha ido siempre bien en LaLiga. Tiene un entrenador y jugadores de experiencia que nos lo van a poner difícil”, ha asegurado.

Coudet espera que el encuentro frente a los valencianistas sirva para que Iago Aspas conquiste su cuarto Trofeo Zarra y ve al moañés en buena disposición para conseguir el galardón. “Lo veo como lo ven ustedes en los últimos juegos. Está activo y con chispa. Llega muy bien”, ha subrayado.

El entrenador del Celta no ha querido confirmar por último si el Celta a celebrar las próxima temporada en Estados Unidos, ni pronunciarse sobre la continuidad en el equipo de Matías Dituro y Thiago Galhardo. “No voy a desviarme del partido de mañana”, ha zanjado.