Eduardo Coudet no va a poder contar finalmente con Fran Beltrán para el último partido de Liga el próximo sábado en Mestalla. Los servicios médicos del Celta han confirmado que el medio centro sufre un esguince en ligamento lateral interno de la rodilla derecha que lo va a mantener alejado de los terrenos de juego entre tres y cuatro semanas, con lo que la actual temporada es ya historia para él. Beltrán sufrió un golpe en la rodilla deerecha durante el último partido en casa frente al Elche que le obligó a abandonar el terreno de juego en el minuto 66 de partido.Aunque el futbolista no se descartó inicialmente para el duelo contra el Valencia, las pruebas médicas practicadas al jugador han confirmado los peores pronósticos.

La ausencia de Beltrán se suma a la de Renato Tapia. El peruano vio el pasado sábado la decimocuarta tarjeta amarilla del curso y tendrá que cumplir en el correspondiente encuentro de suspensión en Mestalla. Ambas bajas obligan al técnico celeste a improvisar una solución de urgencia para acompañar a Denis Suárez en el eje de la línea medular. El canterano Gabri Veiga, que ya sustituyó en el último partido a Beltrán, se presenta como la opción más plausible.

La mala noticia de la lesión de Beltrán se ha visto en cierto modo compensada con las buenas perspectivas de que Nolito pueda finalmente ser de la partida que viaje a Mestalla. El sanluqueño ha iniciado esta mañana trabajo de campo y todo apunta a que, tras recibir el homenaje del club y la afición celeste el pasado sábado en Balaídos, podrá despedirse del Celta en el terreno de juego.