Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Denis ya tiene asumida su salida

El canterano está resignado a tener que marcharse este verano y considera que la postura del club se debe exclusivamente a temas económicos - Priorizará ofertas de equipos que disputen competiciones europeas

Denis Suárez durante un partido esta temporada. | // LOF

Los días de Denis Suárez en el Celta están llegando a su fin. Pese a tener dos años más de contrato, aunque ambas partes podrían finalizar de manera sencilla la relación en junio de 2023, el centrocampista hará las maletas este mismo verano después de no poder solventar las diferencias que planteó el presidente de la entidad, Carlos Mouriño, hace diez meses. Sin embargo, desde el entorno del centrocampista creen que la polémica creada alrededor de la agencia de representación de la que forma parte el propio jugador, Intermedia Sport, es solo una cortina de humo y señalan que el verdadero argumento que manejan en el club para forzar su salida es poder ahorrarse su ficha, una de las más elevadas de la primera plantilla. Lo que sí tienen claro a estas alturas ambas partes es que la próxima temporada sus caminos estarán separados, seguramente antes de lo que hubiesen deseado y esperado cuando firmaron su anterior contrato en el verano de 2019.

Todo estalló el pasado mes de julio, cuando Mouriño, en un acto con padres de un buen puñado de canteranos del club, acusó directamente a la agencia que representa a Denis Suárez (y por aquel entonces también a Iago Aspas) de ser “subastadores de niños” tras la marcha del alevín Bryan Bugarín al Real Madrid. El presidente fue más allá y apunto que todos aquellos futbolistas de la entidad celestes relacionados con dicha agencia tenían sus días contados en el club. “Los que tienen contrato profesional con esa agencia verán sus contratos languidecer y el resto tienen la carta de libertad para fichar por quien quieran porque en el Celta no tienen cabida”, comentó el máximo mandatario. Con Aspas, la problemática se solucionó en los días posteriores. No así con Denis, que mantuvo el pulso al considerar que se estaba siendo injusto con él al no estar involucrado en ninguna operación.

Nueve meses después las posturas siguen igual de lejanas y el futuro de Denis está lejos de Balaídos. Las opciones de que siga una campaña más en Vigo son nulas. El club, de hecho, lo ha puesto públicamente en el mercado, rebajando considerablemente su valor a ojos de otros clubes. Hace pocas semanas Mouriño comunicó que el de Salceda no jugaría un solo partido más con el Celta aunque no se desligue el próximo verano. “El lo sabe. No jugaría un partido, se iría directamente a la grada y sin ningún tipo de remordimiento”, apuntó el presidente, que sin embargo también puso en valor la figura del centrocampista. “Es una magnífica persona, muy buen jugador y está dando un rendimiento grande”, añadió.

Por todo ello el jugador ya tiene asumido que saldrá, por mucho que su idea inicial, meses atrás, era sentarse con el Celta para escuchar su proyecto y negociar, si ambas partes estaban de acuerdo, una renovación de su vínculo. Esa posibilidad está completamente olvidada a día de hoy. Desde el entorno de Denis tienen claro que el problema más importante para su continuidad radica en su salario, del que el club quiere desprenderse al ser muy elevado. Hay que recordar que el canterano llegó al club en el verano de 2019, meses antes de que estallase la pandemia del COVID que ha golpeado con dureza la economía del fútbol. El Celta no es ajeno a ello y acumula dos ejercicios con notables pérdidas económicas.

Ahora la pelota está en el tejado de Denis. El Celta, como es lógico pensar, querrá venderlo al mejor postor, pero el jugador tiene claro que no se irá a cualquier lugar. Después de tres años en Vigo en los que su rendimiento ha ido de menos a más hasta convertirse en uno de los referentes del equipo de Coudet, cree que toca dar un paso hacia delante en su carrera y dará prioridad a equipos que disputen el próximo años competiciones europeas. Su objetivo es enrolarse en uno que vaya a participar en la Champions League. El pasado verano el Milan ya mostró interés por hacerse con sus servicios. El centrocampista tampoco prima el hecho de quedarse en España y sabe que fuera también le pueden ofrecer proyectos deportivos muy atractivos. Lo que no tiene es prisa por cerrar un destino ya que, a sus 28 años, está en el mejor momento de su carrera deportiva.

El Celta es el conjunto en el que ha jugado más partidos

Denis cumplió la pasada semana ante el Getafe 100 partidos como jugador del Celta. Una cifra para la que ha necesitado casi 3 temporadas completas y que en el mejor de los casos dejará en 105 antes de que este verano cambie de aires. Su futuro está lejos de Balaídos, aunque su estancia aquí sí va a dejar huella en su carrera deportiva. A sus 28 años, el de Salceda ha defendido los colores de más de media docena de equipos, pero es en el vigués en el que más encuentros ha disputado. Sus 100 partidos en Vigo se reparten en 94 de Liga y seis de Copa del Rey. Entre todos ellos ha conseguido anotar cuatro goles y repartir 17 asistencias. Además, ha pasado de jugar en banda izquierda a ser uno de los mediocentros más codiciados del fútbol español. El siguiente club con el que más ha participado es el FC Barcelona, donde disputó 71 partidos entre todas las competiciones anotando 8 goles. En tercer lugar aparece el Villarreal, donde apenas estuvo una temporada pero donde dejó una gran impronta. Con los castellonenses jugó 46 duelos repartidos entre Liga y Europa League, anotando cinco goles. Dos encuentros menos jugó con el Sevilla y hasta los 36 se fue con el Barcelona B tras regresar del Manchester City. Precisamente en Inglaterra acumula sus dos experiencias menos exitosas como profesional. Con los ‘citizens’ apenas disputó dos partidos y con el Arsenal su número se quedó en seis. Mucho antes, con el Celta B, llegó a jugar 15 encuentros en Segunda B siendo todavía adolescente.

Compartir el artículo

stats