Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Luis Campos, el elegido por el Celta

El portugués, que brilló en su etapa en Mónaco y Lille, apunta a ser el recambio de Felipe Miñambres

Luis Campos, en su etapa en el Mónaco. // FDV

Luis Campos, uno de los directores deportivos de mayor relevancia en el fútbol europeo de la última década gracias al sobresaliente trabajo que realizó en el fútbol francés, es el elegido por el Celta como recambio de Felipe Miñambres al frente de la parcela deportiva de la entidad. Aunque en el club se manejaron otros candidatos para el puesto tras la salida del leonés, el Celta hace semanas que solo tiene ojos para Luis Campos. Una vieja ilusión, inalcanzable en muchos momentos, que está a un paso de hacerse realidad. Porque ésta no es la primera que desde Vigo sondean su contratación. El año pasado incluso llegó a producirse alguna conversación de carácter informal. Pero en esta ocasión la respuesta de Luis Campos, interesándose por la propuesta que tenían que hacerle, alimentó las esperanzas de los responsables del Celta que en las últimas semanas han intensificado los contactos con el portugués. Finalmente han llegado a un principio de acuerdo y, aunque están pendientes de que el trato se plasme en un documentos, ambos asumen que iniciarán una nueva etapa juntos. Ayer el Celta se limitó a reconocer oficialmente que han abierto una negociación con el portugués. Pero la relación entre ambos ha ido mucho más allá.

En este tiempo Luis Campos se ha preocupado por recopilar información del Celta, de su plantilla, y se ha desplazado para seguir en directo algunos partidos del primer equipo. Ya ha estado en Balaídos y también ha acudido a alguno de los desplazamientos del último mes para seguir de cerca las evoluciones del equipo de Coudet y tomar nota de los jugadores que están actualmente en su plantilla.

El Celta confía en que en el plazo de una semana tenga ya la firma de quien reemplazará a Felipe Miñambres al frente del proyecto deportivo. Se producirá algunos cambios puramente formales como el hecho de que Campos prefiere que se le considere “asesor deportivo” del club aunque en realidad asuma casi las mismas funciones que tiene el director deportivo tradicional del fútbol español. En este sentido, Campos también debe resolver la situación que tiene con el Galatasaray, equipo al que sí asesora en algunas cuestiones de carácter técnico.

Conscientes de que están ante una figura de enorme calado en el fútbol europeo y que poco tiene que ver con el perfil habitual de director deportivo de la Liga española, el Celta prevé otorgarle vía libre para diseñar el proyecto deportivo a su antojo. En este sentido en el club están convencidos de que sus planes encajarán perfectamente en la política de cantera de Vigo porque precisamente en su paso por el Mónaco y el Lille una de sus máximas fue impulsar a los mejores futbolistas de su cantera.

Desde diciembre de 2020, cuando dejó el Lille, Campos ha estado sin equipo aunque ha seguido ligado al fútbol prestando consejo y asesorando en diferentes operaciones de algunos de los grandes clubes europeos. Relanzar al Celta será su próxima misión.

Compartir el artículo

stats