Jagoba Arrasate aseguró, tras la derrota ante el Athletic y la eliminación copera, que la unión dentro del vestuario rojillo es total, después de “decirse las cosas claras” para marcar un camino que los “puede sacar de esa situación”. El técnico de Osasuna regresa al banquillo tras los dos partidos que tuvo que ver desde su domicilio debido a su positivo en COVID, por lo que se encuentra “con la máxima ilusión” de afrontar los dos próximos choques ante Celta y Granada. “Son cosas que pasan ahora. Nos tenemos que adaptar. Cayeron los dos el mismo día y esta semana hemos probado cosas diferentes porque no sabemos hasta el último día qué nos puede deparar el antígeno y tenemos confianza en que podemos hacer un buen partido”, respondió en rueda de prensa sobre las bajas de David García y Unai García por COVID y la de Aridane por lesión.

Sobre la eliminación copera en Girona, afirmó que la vivió “con impotencia” por la importancia del choque que precedió a una semana “muy dura” y que “por suerte” terminó bien con la victoria en casa frente al Cádiz. Los rojillos tratarán hoy de “dar continuidad a esas sensaciones que tuvimos contra el Cádiz y a repetir, sabiendo que es un partido muy diferente, cosas que hicimos bien ese día”.“Jugamos mucho en campo rival y concedimos muy poco. Es cierto que defensivamente el Celta nos exigirá más que el Cádiz y es ahí donde debemos dar ese paso para volver a ser ese equipo sólido”, dijo.

El Celta “es un rival dominador que genera situaciones por dentro. Aprieta muy bien tras pérdida, en la presión son muy agresivos, intentaremos eliminar esa primera línea para luego tener un campo más abierto y atacarles ahí. Ojalá se repita un poco el partido de la primera vuelta”, indicó sobre el choque de Pamplona.