El Celta necesita mejorar su rendimiento en la segunda vuelta para no verse relegado a tierra de nadie y evitar cualquier sorpresa que pueda llevar al equipo a meterse en problemas. El grupo de Eduardo Coudet dispone de recursos y calidad para luchar esta temporada por objetivos más elevados que una cómoda permanencia, pero para ello debe ser mucho más regular, mejorar sus prestaciones como local y que sus jugadores sean capaces de ofrecer al grupo su mejor rendimiento individual.

Esta es la opinión de técnicos y exfutbolistas vinculados al equipo vigués, como Moncho Carnero, Jorge Otero, Roberto Trashorras o Javier Irureta. Los cuatro coinciden en dar un aprobado justo a la primera vuelta del equipo y lo suspenden en la Copa del Rey, una competición que la afición vive con especial intensidad y que deja otro año una sensación de ocasión perdida por la temprana eliminación a manos del modesto Atlético Baleares.

Moncho Carnero: "Hemos tirado la Copa"

“La primera vuelta ha sido aceptable, sin más. Se han logrado los puntos necesarios para estar en una zona tranquila, pero ha habido partidos muy flojos. Estamos sufriendo más de la cuenta y en la segunda vuelta vamos a depender mucho de los resultados”, apunta Ramón Carnero. El extécnico y comentarista detecta dos grandes problemas: los malos resultados en Balaídos y las dificultades del equipo para desenvolverse con el marcador en contra. “Ambas cuestiones están relacionadas y tienen que ver con que los rivales nos conocen y saben cerrarnos los espacios interiores, lo que dificulta el juego y al ser el Celta un equipo ofensivo, que se vuelca en campo contrario, le suele generar problemas a su espalda”, explica.

El extécnico lamenta, por otra parte, la “decepcionante” imagen ofrecida en la Copa. “Hemos tirado la Copa”, sentencia Carnero, que deplora la “falta de ambición” de los jugadores celestes. “Todos queríamos pasar la eliminatoria porque el formato es muy atractivo, pero hicimos un partido muy flojo y no merecimos pasar. A veces el Celta tira la toalla demasiado pronto y esto es un problema”, recalca.

A la hora de evaluar las opciones del equipo en la segunda vuelta, Carnero augura una cómoda permanencia, el objetivo mínimo que ha fijado el presidente, Carlos Mouriño. “Al Celta lo veo en una zona tranquila, no va a tener problemas para mantenerse siempre y cuando no se confíe. Hay que ir semana a semana y sumar cuanto antes los puntos que le garanticen la permanencia. No le veo problemas para mantenerse, pero me parece casi imposible que pueda luchar este año por Europa”, señala.

Otero: "Ha faltado autocrítica"

Jorge Otero coincide en parte con el diagnóstico de Moncho Carnero. “Ha sido una primera vuelta irregular, llena de altibajos, en la que el Celta ha alternado buenos partidos, incluso alguno muy bueno, con otros que parecía un equipo totalmente distinto. La clasificación dicta lo que ha sido la competición y creo que todos esperábamos una temporada más regular y que el equipo tuviese algo más de ambición”, indica. El excéltico y actual entrenador del Arosa cree difícil precisar por qué puede competir este curso el Celta. “Es difícil pronosticar dónde va a acabar el equipo. Se crearon altas expectativas, pero el rendimiento de jugadores importantes no está siendo el esperado. Y me parece que ha faltado autocrítica”, observa.

Otero censura la pobre imagen ofrecida en la Copa. “Ha sido una desilusión. Los que tuvimos la suerte de jugar una final estamos, igual que la afición, muy pendientes de la Copa. Tenemos ese puñal clavado de esas dos finales y el mal partido del Celta refleja un poco lo que está siendo el equipo en una competición atractiva y con un formato que favorece las sorpresas”, dice.

Trashorras: "Hay mimbres para luchar por Europa"

Roberto Trashorras tiene, por su parte, la sensación de que la “irregularidad mostrada por el Celta, sobre todo en los partidos de casa, le está impidiendo aspirar a objetivos más ambiciosos que la permanencia”, pero se muestra convencido de que el grupo de Coudet “tiene mimbres para al menos luchar por meterse en Europa, si es capaz de dar continuidad en Balaídos a su rendimiento como visitante”.

El exfutbolista y comentarista futbolístico pide ambición a los celestes. “Sería un problema quedarse en tierra de nadie. Este equipo tiene una gran calidad de medio campo en adelante y hay que exigirle mucho más porque tiene plantilla para hacerlo mucho mejor”, afirma.

Irureta: "La defensa es algo blanda"

Javier Irureta, el técnico que alumbró el segundo Celta europeo de la historia, ve a este plantel con más recursos que el de la pasada temporada. “Tiene un buen equipo, no solo con Iago, que es un futbolista diferencial, sino con otros jóvenes como Santi Mina o Brais, y ha fichado bien atrás y un buen portero, pero necesita ser más regular en casa. La defensa es algo blanda, pero puede aspirar a más. La competencia es fuerte y no digo que tenga que aspirar necesariamente a entrar en Europa, pero sí a competir con otros equipos que están en esta pelea porque tiene capacidad para hacerlo”, comenta.