Los malos resultados de los dos últimos partidos no han hecho mella en Eduardo, el Chacho, Coudet, quien pretende impulsarse en la tabla en la segunda vuelta desde los buenos resultados en Balaídos, empezando por el primer duelo de 2022 mañana contra Osasuna. El entrenador del Celta ha asumido que no van a llegar fichajes en este mercado, pero confía plenamente en que el actual plantel está capacitado para al menos repetir el octavo puesto logrado la pasada temporada. “Tengo mucha confianza y en mi cabeza está que vamos a cerrar una muy buena temporada, pero no podemos vivir de estados anímicos. Confío en este equipo y en estos jugadores y, si algo me pone muy contento, es contar con todos. Estamos con todos los soldados de pie y vamos a dar batalla”, ha declarado el preparador argentino en la rueda de prensa previa al duelo frente al conjunto pamplonés.

Después de perder dos partidos, el Chacho considera normales las críticas hacia el equipo, pero ha defendido la capacidad de su plantilla para revertir la situación y pelear por objetivos más ambiciosos que la permanencia “cambiando de mentalidad” para plantearse “cada partido como una final”. “Es lo que le intento inculcar a mis jugadores. El mensaje interno no es el mismo que el que le traslado a ustedes. Tenemos una manera de vivir el día a día y las cosas que hay que solucionar las solucionaremos internamente”, ha señalado.

El técnico ha explicado cuáles son sus prioridades para esta segunda vuelta. “Lo que quiero es mejorar en casa sobre todas las cosas. Eso nos va a marcar y a hacer fuertes. Mañana es una linda prueba”, ha destacado. Y ha precisado: “Cuando tenemos dificultades hay que redoblar el trabajo e ir a por el triunfo. Tenemos una linda oportunidad en casa, con nuestra gente”.

El entrenador del Celta ha recordado que la actual situación del Celta no es muy diferente a la que tenía el pasado curso a estas mismas alturas de temporada. “Cuando me tocó llegar éramos el 20; acabamos octavos. Estamos en una posición expectante. No creo que sea una posición en la que no podamos tener ambición y escalar puestos. Hay que trabajar. En la primera vuelta terminamos con los mismos puntos que el año pasado”, ha observado.

El Chacho ha asumido que la única llegada en este mercado será la de Orbelín Pineda, que ha entrado en la convocatoria a la espera de su inscripción en LaLiga.  “Pregunté consulté y no vamos a tener movimientos. Pero lo tenía claro también, lo que pasa es que se genera otra expectativa en cuento a lo que puede llegar a hacer el equipo. Trabajo con los jugadores que tengo y trato de que sean un poco mejores cada día. Estoy contento con mis jugadores y confío muchísimo en este grupo”, ha señalado Coudet, que no contempla la posibilidad de que José Fontán salga cedido. “Cuento con él, es un jugador que ha tenido participación”, ha dicho. “No me han dicho que se va, ni que vaya a venir nadie. Estaríamos hablando de supuestos”, ha explicado.