Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joselu emerge como opción remota

- El delantero acaba contrato con el Alavés, donde no renovará, y gusta en el Celta, pero su llegada se antoja muy complicada - Los contactos entre club y jugador existen - Estuvo a punto de recalar en Vigo en 2020

Joselu durante un partido contra el Celta esta temporada

Con el mercado de invierno en plena ebullición, el Celta no deja de trabajar en el futuro. El club está siempre alerta en busca de jugadores que puedan encajar en lo que ha pedido Coudet para la próxima temporada. Uno de los nombres que aparece en la agenda de los dirigentes celestes es el de Joselu Mato, futbolista formado en las categorías inferiores del club y que está rindiendo a gran nivel en el Alavés, con quien cumple su tercera temporada. El de Silleda acaba contrato con el conjunto vitoriano y ya les ha comunicado que no continuará defendiendo la camiseta blanquiazul. Los contactos entre el Celta y el jugador existen, como ya ocurrió en el pasado, pero no deja de ser una opción remota. En A Sede saben que es prácticamente imposible igualar las ofertas que va a recibir el atacante en las próximas semanas, que es cuando presumiblemente se decidirá su futuro. Ambos se atraen, pero el encuentro no parece cercano.

Joselu está firmando la mejor temporada de su vida. Tras dos campañas en las que logró anotar 11 goles con el Alavés en LaLiga, el canterano celeste acumula nueve dianas en la presente, la última que vivirá con el equipo que ahora entrena Mendilibar. Indiscutible para el técnico vasco, como también lo era para su predecesor Calleja, el ariete gallego ha rechazado todas las propuestas de renovación que le ha hecho llegar la entidad alavesista. La última de ellas le catapultaba como el jugador mejor pagado de la historia de la entidad, pero Joselu entiende que su ciclo en Vitoria ha llegado a su fin y buscará nuevos retos deportivos en su carrera.

El delantero gusta y mucho en Vigo. Y a él también le atrae la idea de recalar en el club en el que comenzó a dar sus primeros pasos como profesional, pero los caminos de ambos están lejos de cruzarse. Pese a que lo que mueve a Joselu para cambiar de aires no es solo el dinero, en A Sede ven complicado poder acercarse a lo que solicita el de Silleda, que goza de un gran mercado. El pasado verano el Sevilla estuvo muy cerca de conseguir su fichaje y recientemente clubes como el Valencia han mostrado interés en su situación por si sale Maxi Gómez.

El que no está dispuesto a soltarlo antes de verano es el Alavés pese a saber que lo perderán sin recibir una compensación a cambio. La importancia de Joselu en el juego del equipo es mayúscula y entienden en Vitoria que la salvación del equipo pasa en buena medida por lo que les pueda dar su referente y goleador.

El futbolista ya es libre para negociar con cualquier club, pues su vínculo profesional expira en menos de seis meses. El Celta, como es habitual y han reconocido muchos futbolistas en los últimos años, mantiene un estrecho contacto con buena parte de los canteranos que antaño abandonaron la entidad, y Joselu no es una excepción. Ambas partes han hablado sobre el interés mutuo, pero las conversaciones, a día de hoy, no han pasado de ahí y en Príncipe son pesimistas respecto a que el canterano vuelva a enfundarse la elástica celeste a partir de verano.

No es la primera vez que Celta y Joselu intentan ligar sus caminos. Hace dos años, durante el mercado de invierno de la temporada 2019/20, fueron constantes las llamadas en ambas direcciones. El delantero, ya por aquel entonces en el Alavés, quería regresar al conjunto que entrenaba Óscar García, que buscaba un delantero centro que acompañase a Iago Aspas una vez que Santi Mina no le convencía. Precisamente el futbolista de Moaña y otros compañeros intentaron poner de su parte para convencer al de Silleda, aunque finalmente la operación no fructificó, el jugador continuó en Vitoria y el Celta siguió ojeando el mercado en busca de un delantero centro que acabó siendo Smolov.

Hace menos de un año el nombre de Joselu se volvió a relacionar con el Celta al existir una cláusula en su contrato que le liberaría en caso de un descenso del equipo vasco, algo que finalmente no sucedió.

El goleador encaja deportivamente en lo que necesita Coudet y que hasta el momento el brasileño Galhardo no ha podido demostrar. Joselu es un delantero de área, rematador, capaz de ganar multitud de duelos aéreos y de proteger el balón, características que no comparten Santi Mina y Aspas, los dos referentes ofensivos del equipo. Donde no tiene cabida es en la escala salarial del club. Mouriño reconoció en la última Junta de Accionistas que el Celta ha elevado mucho la cantidad presupuestaria que destina al pago de las nóminas de sus futbolistas, llegando prácticamente al límite de lo que le permite LaLiga. Joselu, que vive su mejor momento deportivo, firmará su último gran contrato y maneja unas cantidades a las que es extremadamente complicado que se pueda acercar el conjunto vigués.

Con todo, es evidente que la atracción existe y que ninguna de las dos partes ha cerrado las puertas, pero la operación se antoja muy complicada, sobre todo mientras Joselu siga marcando goles con el Alavés que engorden la lista de equipos que andan tras sus pasos.

Un trotamundos fabricado en A Madroa

Alemán de nacimiento, gallego de corazón, Joselu ingresó en las categorías inferiores del Celta con apenas 13 años y desde ahí fue escalando hasta llegar al primer equipo, con el que jugó una temporada completa como cedido después de ser comprado por el Real Madrid. El conjunto blanco fue el primero de los numerosos equipos por los que pasó el delantero de Silleda, que todavía siendo muy joven se marchó a Alemania para recalar en el Hoffenheim. En la Bundesliga también defendió los colores del Eintracht y Hannover para posteriormente probar suerte en Inglaterra en las filas del Stoke. En 2016 regresó a Galicia para jugar en el Deportivo de la Coruña, eterno rival del Celta, donde anotó 5 goles en 20 partidos. De ahí al Newcastle inglés y por último su reciente etapa en el Alavés, donde está consiguiendo sus mejores números.

Compartir el artículo

stats