Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Estos son los canteranos del Celta que han dado la "espantada" a la agencia de Denis Suárez

Gabri Veiga, Miguel Rodríguez, Moha, Hugo Álvarez y Iago Aspas

Denis Suárez es el único jugador de la estructura del Celta que permanece en Intermedia Sport Player, la agencia de representación de la discordia. El de Salceda se ha quedado solo después de que las amenazas de Carlos Mouriño hace seis meses hayan surtido efecto entre los canteranos. Aquella tarde de julio el presidente aseguró que ningún futbolista vinculado a la agencia que lidera Joseba Díaz renovaría sus contratos con la entidad viguesa, consciente de que con ese anuncio podía estar desencadenando una tormenta que podría afectar tanto a la cantera como al primer equipo. Porque con Intermedia, además de algunas de las futuras promesas celestes, también trabajaban Iago Aspas y Denis Suárez. Y este último, parte interesada en el negocio de la agencia, es el único que no ha cambiado de representantes.

El resto de afectados han ido cambiando de agente desde el verano, empezando por Iago Aspas, que se ha ido con la nueva empresa montada por su hermano Jonathan y por Carlos Rodriíguez "Caloi". De esta forma, el estandarte del Celta se ha alejado de cualquier polémica y se asegura poder terminar su carrera en Vigo.

Dos de los casos que más preocupaban en A Sede y también al celtismo eran los de Gabri Veiga y Miguel Rodríguez, las dos últimas perlas de A Madroa que brillan con el Celta B y también con las categorías inferiores de la selección española. Ambos han debutado con el primer equipo y con sus actuaciones en los entrenamientos y el filial llaman a la puerta de Coudet para pedir una oportunidad. Les queda poco para derribarla. En el caso de Veiga, el centrocampista no es que solo haya roto con la agencia de la discordia, sino que desde entonces se mantiene sin agente. Es su padre quien ha velado por sus intereses en el asunto de su renovación. La prolongación del contrato de Gabri Veiga está cerrada y solo falta hacerla oficial. Miguel Rodríguez, cuya vinculación con el Celta expira en 2024, ha seguido los pasos de Iago Aspas y ha firmado por la nueva agencia del hermano del moañés.

Los cadetes Moha y Camba

Otros que estaban con Intermedia Sport Player y que por ahora no tienen representante, igual que Veiga, son los cadetes Moha Dahmouni y Lucas Camba. Son parte de ese grupo de canteranos que habían llegado a la agencia de la discordia de la mano de Jonathan Aspas, Caloi, Mateo Míguez y Pablo Couñago y que ahora están libres.

Por otra vía ha optado el juvenil Hugo Álvarez, que acaba de ser convocado por la selección. El futbolista ya no tiene lazos con Intermedia tras pasarse a la agencia Rangel. Gael Alonso, otro de los jugadores afectados por la amenaza del presidente, se ha marchado a la agencia Bahía.

Bryan Bugarín también deja la agencia que le llevó al Real Madrid

En esta historia tormentosa entre el Celta e Intermedia Sport se da otra circunstancia curiosa y es que el futbolista que originó el conflicto ya no pertenece a la agencia en cuestión. El enfrentamiento estalló después de que el alevín Bryan Bugarín, protagonista de la última edición de LaLiga Promises, abandonase el Celta para fichar por el Real Madrid, a donde llegó de la mano de Intermedia. Para esta empresa era importante ofrecerle al equipo blanco a quien con diferencia había detacado como el mejor alevín de España. Pues seis meses después Bugarín también ha roto su relación con Intermedia. Los asuntos del joven futbolista están ahora mismo en manos de una prestigiosa agencia internacional, Wasserman. Esta firma estadounidense tiene el negocio muy diversificado y en los últimos años se ha consolidado como una de las más potentes del mercado deportivo mundial. El baloncesto y el golf son dos de los terrenos donde su presencia está más consolidada. Tras llegar a un acuerdo hace poco tiempo con “Top Value” su cartera de futbolistas de primer nivel es muy extensa y en ella aparecen numerosos internacionales de diferentes países. Bryan Bugarín es una de sus recientes captaciones y también la más joven. De este modo se produce la curiosa paradoja de que el matrimonio Intermedia-Bugarín, que durante el pasado verano prendió la mecha del problema con el Celta, ha terminado por ser una relación más bien efímera.

Denis Suárez

El único asunto que queda por resolver es el de Denis Suárez.Un problema sin solución o, mejor dicho, con la solución evidente y que no es otra que la salida del jugador. Bien en verano o en 2023 si es que Denis quiere arriesgarse a un último año en blanco. Así se lo dejó claro Mouriño. Lo hizo en público y también personalmente cuando ambos se reunieron semanas después del discurso en Mos.

Compartir el artículo

stats