Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta pierde peso internacional

En apenas tres años pasó de contar con once jugadores convocados con sus selecciones a que solo Araújo y Tapia sean fijos - Aspas, Murillo y Okay llevan tiempo sin ser citados - Aidoo, ausente en la Copa África

Orbelín Pineda, ayer, en el entrenamiento

No ha pasado excesivo tiempo desde que el cuerpo técnico del Celta y sus aficionados veían con temor cada parón internacional. El club, pese a siempre moverse en la zona media de presupuestos de LaLiga, tenía en nómina a multitud de jugadores internacionales, algunos de ellos de verdadero peso en sus respectivos combinados nacionales. Durante las dos semanas que duraba cada convocatoria A Madroa parecía un solar y era habitual que el primer equipo se pareciese más a uno de fútbol sala. Para completar las sesiones tenían que tirar habitualmente del filial y juvenil, algo que por suerte o por desgracia ya no se da. En el actual plantel celeste, formado por 21 nombres, tan solo Renato Tapia con Perú y Néstor Araújo con México son fijos en cada parón de selecciones. A ellos se les unirá presumiblemente Orbelín Pineda, compatriota del central y uno de los referentes futbolísticos del país centroamericano. Los tres abandonarán Vigo la última semana para afrontar compromisos decisivos de cara al Mundial de Catar del próximo mes de noviembre. Pero serán los únicos que lo hagan.

Uno de los momentos culmen para el Celta en cuanto al éxodo de internacionales llegó en noviembre de 2018. En aquel parón de selecciones fueron convocados hasta once jugadores del primer equipo, aunque finalmente Jensen se quedó en la ciudad al tener que recuperarse de una inoportuna lesión. Prácticamente la mitad de la plantilla se fue a defender los colores de su país meses después de que se disputase el Mundial de Rusia, donde también hubo representación celeste con Iago Aspas, Maxi Gómez y Pione Sisto.

Entre las diferentes convocatorias de hace poco más de tres años destacó la presencia de dos internacionales con España. Luis Enrique, exentrenador del Celta en 2013, reclamó la presencia de Iago Aspas, habitual por aquel entonces con La Roja, y de un jovencísimo Brais Méndez, que hacía su debut internacional en Las Palmas ante Bosnia e incluso anotó el gol de la victoria en aquel partido. Poco después de aquella doble llamada el delantero de Moaña dejó de ser convocado pese a que sus números y sus actuaciones han demostrado que es uno de los mejores -o el mejor- delanteros del panorama futbolístico nacional. Brais tampoco regresó hasta este último verano, cuando interrumpió sus vacaciones para presentarse en unos entrenamientos programados en Las Rozas antes de la Eurocopa. Más tarde volvió a ser citado y tuvo minutos en partidos de clasificación para el próximo campeonato del mundo, aunque ni mucho menos es un fijo para Lucho.

También con España, pero en este caso con la Sub 21, fue llamado Fran Beltrán. El centrocampista ha sido habitual en las citaciones del combinado nacional durante las últimas temporadas, aunque ahora, por cuestiones de edad, no puede acudir. Su aspiración no es otra que la de asentarse en el primer equipo como titular para intentar demostrarle a Luis Enrique que tiene hueco entre los mayores.

Dos jugadores del actual plantel fueron convocados a finales de 2018 para afrontar los diferentes compromisos con sus selecciones. Néstor Araújo, un fijo para todos los seleccionadores mexicanos, viajó hasta Argentina para disputar partidos amistosos, mientras que Okay Yokuslu hizo lo propio con la selección de Turquía. El mediocentro otomano es uno de los que ha perdido protagonismo en los últimos meses en su país. Convocado para la última Eurocopa, donde incluso fue titular en el primer partido, la falta de minutos con el conjunto celeste le ha hecho desaparecer de los planes del nuevo seleccionador Stefan Kuntz.

Otros cinco futbolistas ya lejos de Vigo viajaron en aquella época con sus selecciones. Lobotka, pieza clave en Eslovaquia, lo hizo incluso lesionado. El pivote era indiscutible en el Celta, que un año después lo traspasó al Nápoles por algo más de 20 millones de euros. También se marchó Maxi Gómez, que en 2018 era un fijo en las convocatorias de Uruguay pese a tener una competencia feroz con Cavani y Luis Suárez. Junior Alonso, que recientemente ha firmado con el Krasnodar ruso, disputó partidos con Paraguay, Boufal hizo lo mismo con Marruecos y Pione Sisto acudió a la llamada de Dinamarca. Para completar la nómina de internacionales celestes en aquella ventana, Iván Villar fue seleccionado por la Sub21 y Diego Pampín por la Sub19.

Hoy en día el peso internacional del Celta se ha reducido casi un 80%. Araújo y Tapia son indiscutibles y tienen la vitola de titulares en sus selecciones. A ellos se les suma Orbelín Pineda, distinguido en el mejor once del año en México. Pero el resto de jugadores entran y salen de las convocatorias.

El caso más llamativo en los últimos meses es el del central Joseph Aidoo. El ghanés vive su mejor momento en Vigo, ya asentado en el once titular de Coudet y siendo uno de los jugadores que mejor rendimiento está dando esta campaña. Sin embargo, sus buenas actuaciones con el Celta no le han valido para estar presente en la Copa África que se está disputando en Camerún. Un error en un partido reciente ante Etiopía pudo ser el desencadenante de la decisión de su seleccionador.

Murillo es otro de los internacionales celestes que hace tiempo que no acude con su selección nacional. El colombiano, ahora mismo suplente en el equipo vigués, jugó su último partido con su país en 2019. El que sí ha estado en las últimas convocatorias, aunque en una de ellas entró por lesión, fue el zaguero José Fontán con la Sub21.

Un filial con nula presencia en las selecciones

Hasta hace no mucho tiempo el filial celeste era uno de los equipos que solía aportar internacionales a las categorías inferiores de la selección nacional. Nombres como los de Brais Méndez, Pampín o Iván Villar llevaron el escudo de La Roja en diferentes ocasiones. La temporada pasada fue Miguel Rodríguez el que acudió a la llamada de Santi Denia para jugar con la Sub-19, situación que no se repetirá en esta ocasión. El de Redondela es el gran ausente de una convocatoria en la que sí estará Hugo Álvarez, todavía con ficha juvenil. El filial no tiene actualmente internacionales de otros países tras la lesión de Ferrares.

Compartir el artículo

stats