Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta busca sitio para Orbelín

A un mes de la incorporación del mexicano, el club sigue pendiente de que alguno de sus extracomunitarios (Tapia, Galhardo o Cervi) logre la doble nacionalidad - En Vigo no se descarta que haya que buscar una cesión a alguno

Orbelín Pineda, durante un partido con la selección mexicana. EFE

A falta de un mes de que Orbelín Pineda se convierta oficialmente en nuevo jugador del Celta, el club vigués sigue teniendo pendiente hacerle hueco en una plantilla que ya tiene ocupadas las tres plazas de jugadores extracomunitarios. Desde que resolvió la contratación del prometedor centrocampista mexicano -que hace unos días disputó su último partido con Cruz Azul- en las oficinas del club se ha venido trabajando en ese sentido, pero el asunto aún sigue sin resolverse lo que ha llevado al Celta a planificar diferentes escenarios en función de lo que suceda en los próximos treinta días.

Ahora mismo los tres futbolistas que ocupan las plazas de extracomunitarios sin Renato Tapia, Franco Cervi y Thiago Galhardo. Los tres están en el proceso de conseguir el pasaporte comunitario aunque sus expedientes están en diferente situación. Más avanzado el del brasileño, algo más retrasado el del argentino y lejos de conseguirlo el peruano, cuyo proceso hubo de reiniciarse debido a la pandemia del coronavirus. En el Celta tenían sólidas esperanzas de que Galhardo -que está en Vigo cedido hasta final de temporada con una opción de compra- solucionase a tiempo su proceso. De hecho, en el club estaban a la espera de que viajase para hacer el famoso examen de italiano que se les exige en estos casos. Pero el tiempo pasa y el tema sigue en la lista de tareas pendientes. Con solo un mes de plazo, en el Celta no ha quedado otro remedio que ir trabajando también en el “Plan B” para manejar la nueva situación.

En caso de que ninguno de los jugadores en la plantilla obtenga el pasaporte, en el Celta asumen que tendrán que hacerle sitio a Orbelín Pineda con la salida de alguno de los extracomunitarios. La cesión por seis meses sería el mejor de los arreglos para salir del pequeño embrollo. A Coudet correspondería la decisión de qué jugador prescinde en el segundo tramo de la temporada toda vez que no hay muchas dudas de que Orbelín Pineda será inscrito en la Liga de Fútbol Profesional. Sobre la presencia de Renato Tapia no existe ninguna duda y quedaría entonces la elección entre Franco Cervi y Thiago Galhardo. El segundo está en Vigo en calidad de cedido hasta final de temporada –en ese sentido sería tal vez la salida más cómoda desde el punto de vista legal– pero también es cierto que el brasileño es el único recambio que hay en la plantilla para la delantera y que en los partidos en los que ha tenido que intervenir ha dejado siempre detalles interesantes. Perderle supondría dejar al equipo completamente cojo en esa posición, sin alternativa posible para Santi Mina y obligaría a buen seguro a desplazar a Iago Aspas.

En cambio para el puesto de Franco Cervi habría más alternativas en el vestuario. Está Nolito, su competidor directo por el puesto ahora mismo, y el propio Ordelín, que se desenvuelve en esa zona del campo (puede que sea la posición en la que más se le va a ver en Vigo). En ese sentido podría ser el cambio que menos “daño” le hiciese a los planes de Coudet, pero el Celta tendría que valorar si le conviene una decisión así con un futbolista en el que se ha gastado una cantidad importante, en el que tiene puestas firmes esperanzas de futuro y que precisamente en sus últimas actuaciones ha empezado a dar síntomas de mejoría.

Una cuestión nada sencilla ahora mismo. En el Celta insisten en que su gran esperanza es mantener el “Plan A” y resolver a tiempo los trámites para que Galhardo o Cervi obtengan el pasaporte y Orbelín Pineda encuentre en enero el espacio necesario para iniciar su carrera en Vigo. Pero la seguridad que existía hace más de un mes en las oficinas del club de llevar el proceso a buen puerto ya no es la misma. Se asume en Príncipe que ahora mismo debe contemplarse el “Plan B” y en él han comenzado a trabajar.

El principal asunto de cara al mercado de invierno

Solucionar el asunto de Orbelín será seguramente el principal dolor de cabeza que tendrá el Celta durante el mercado invernal que una vez más se abrirá en la Liga española el 1 de enero. A diferencia de otras temporadas no parece que el equipo vaya a involucrarse demasiado en el rastro futbolístico de esta época. El fichaje ya está hecho y ahora solo falta encajarlo en la plantilla actual. Ahora mismo el Celta no busca nada porque tiene la plantilla hecha y sus esfuerzos se van a centrar, por encima de todo, en buscarle salida a alguno de los jugadores que apenas tienen presencia en las alineaciones de Coudet. Es el caso del joven Miguel Baeza, a quien desde hace tiempo ya se le viene buscando acomodo en un buen equipo de Segunda División donde además tenga opciones importantes de tener protagonismo. Otro caso es el de Okay, futbolista que aú puede tener mercado pese a que sus apariciones en el Celta en los últimos meses han sido poco menos que testimoniales. El Celta cuenta con la esperanza de poder encontrarle destino aunque esa misma ilusión tenían el pasado verano y al final no hubo manera de dar con una solución y el turco se quedó una temporada más en Vigo. Esas serán las tareas que en principio abordará el Celta en el mes de enero.

Compartir el artículo

stats