La posiblidad de que el Celta adelante la venta de Denis Suárez al próximo mercado de invierno desató este lunes una intensa polémica en las redes sociales que confirma el divorcio entre el club y el futbolista salcedense, cuyo futuro está en el aire desde que el presidente Carlos Mouriño rompió con su agencia de representación por el caso Bugarín.

El debate generado por la noticia, adelantada el domingo por el programa Ao Contraataque, se polarizó con la inesperada intervención del nieto del presidente Mouriño, Carlos Álvarez, quien refrendó un hilo de Twitter con duros reproches hacia el canterano en vísperas del debut copero y tras romper el equipo vigués en Mendizorroza una racha negativa de cuatro jornadas sin ganar en LaLiga.

La intención de poner a la venta a Denis en el próximo mercado de enero por un precio muy inferior al que se pagó hace dos años y medio por repatriarlo generó un intenso debate en las redes a cuenta del dudoso negocio que suponía aceptar una cantidad próxima a los 5 millones por un futbolista por el que se pagaron casi 13 y la inconveniencia (está era la opinión mayoritaria) de dar salida antes de tiempo a un jugador que es titular con Eduardo Coudet y lo ha sido con todos los entrenadores que ha tenido desde su regreso al Celta.

No pocos aficionados, sin embargo, criticaron a Denis por considerar que su rendimiento ha estado por debajo de las expectativas y no justifica su elevado salario. También se censuró al futbolista que mezclase sus negocios personales con el Celta, aludiendo al servicio que su empresa de nutrición prestó al club hace unos meses y a su labor de captación de canteranos en favor de la agencia de representación Intermedia Sport Player, de la que el salcedense es socio. La intervención de esta agencia en la marcha de Bryan Bugarín al Real Madrid colmó la paciencia del presidente, que rompió toda relación con Intermedia y amenazó con “dejar languidecer” los contratos de todos los jugadores del Celta representados por ella.

Uno de los más críticos con Denis fue el tuitero @celtangana, cuyas palabras de censura hacia el rendimiento deportivo y comportamiento profesional del salcedense fueron replicadas por el nieto de Mouriño.

Un buen número de usuarios de la red expresaron su decepción por el hecho de que el conflicto entre Denis y el presidente se haga de nuevo visible justo cuando el Celta comienza a ganar tranquilidad en LaLiga.

Más allá de tomar partido, muchos aficionados censuraron la inoportunidad del momento para volver a sacar a la luz un asunto que divide al celtismo y no ocultaron su decepción por el hecho de que la polémica por el futuro de Denis se haga visible en vísperas de un estreno copero que el equipo afronta con renovadas expectativas y en un momento en que el Celta comienza a ganar tranquilidad en LaLiga tras un irregular primer tercio de competición marcado por los malos resultados en Balaídos.

El Celta no contempla la salida del canterano en el mercado de invierno

El Celta no contempla la salida de Denis Suárez en el próximo mercado invernal, aunque la situación del futbolista no ha cambiado a ojos del club y dispondrá su salida del club a final de temporada a menos que el jugador cambie de agencia de representación. La postura del club es firme en este sentido, pero desde la calle del Príncipe aseguran que no hay intención de precipitar la salida del salcedense, titular con Coudet (y con todos los entrenadores que ha tenido desde su regreso) desde que el argentino se hizo cargo del banquillo del Celta hace poco más de un año.La hoja de ruta del club se mantiene con Denis, sin que por el momento se plantee posibilidad de reconciliación. Al jugador (lo ha dicho por activa y por pasiva) le gustaría seguir en el Celta, pero tampoco está dispuesto a dejar de lado sus intereses personales y Mouriño (lo ha demostrado ya muchas veces en el pasado) no va a dar su brazo a torcer. El presidente fue en su momento tan tajante como claro: “Le aconsejo que haga una gran temporada y reciba una gran oferta porque si sigue con ese representante no vamos a negociar su renovación y ya se sabe que a los jugadores en el último año de contrato les es muy difícil jugar”. Nada ha cambiado desde entonces.

COUDET PASA DE PUNTILLAS SOBRE LA POLÉMICA


El entrenador del Celta, Eduardo, el Chacho, Coudet pasó este lunes de puntillas por la polémica. El preparador argentino señaló, en primer lugar, que no tiene constancia de que el Celta tenga la intención de poner en el mercado a Denis en enero. “No estoy al tanto de lo que pasa en las redes sociales porque yo no tengo. Lo veo bien en el día a día y trabajaré para que esté mejor, como con el resto”, se limitó a señalar el técnico.

El Chacho aclaró, en todo caso, que el club no le ha comunicado en ningún momento su intención de desprenderse del salcedense en el próximo mercado. “No lo hemos hablado”, aseguró. Y precisó: “No es algo que el club me haya comunicado y no lo tengo en la cabeza. Tendría que ponerme a analizar supuestos y no me gusta analizar supuestos”.El entrenador celeste no quiso valorar tampoco la intervención del nieto de Carlos Mouriño en la polémica.

“Me mantengo al margen de lo extradeportivo, trato de trabajar y hacer lo mejor para el club. Estoy al margen de redes sociales justamente porque no me gusta involucrarme en nada que no tenga que ver con mi trabajo” , zanjó antes de insistir en que ve a Denis centrado e involucrado. “A Denis lo vi entrenando muy bien y estoy al margen del minuto a minuto que les gusta vivir a ustedes y a un montón: a mis hijos, a mis amigos... A mí no me gusta eso y siento saludable no estar pendiente de cosas que pasan en torno a redes”, dijo.

Por otra parte, el Celta conoció ayer los horarios de los dos últimos partidos de la primera vuelta. El equipo vigués recibirá al Espanyol el viernes, día 17 de diciembre, a las 21.00 horas, y visitará al Betis en el Benito Villamarín el domingo, día 2 de enero, a las 18.30 horas.