"Mi abuelo me inculcó desde pequeño que el Celta es lo más grande, y aquí seguimos. Y qué mejor forma que compartirlo con él, día a día". Samuel habla para los micrófonos de la Sexta junto a Manuel, su abuelo, con el que acudió al Coliseum Alfonso Pérez, donde esa noche se habían enfrentado Getafe y Celta.

Ambos fueron protagonistas de un reportaje emitido este pasado martes en el programa "Jugones", que presenta Josep Pedrerol, y que recoge la actualidad deportiva cada mediodía después del informativo de esta cadena.

"Salimos a la una del mediodía, llegamos a la seis, vimos el partido, tomamos algo, y ahora para Vigo", comenta el nieto, a lo que su abuelo apostilla: "Queda una tirada buena, pero valió la pena". Y es que esa noche, el Celta lograba ganar 0-3, con goles de Mina y Iago Aspas, una victoria que ponía la guinda a su viaje relámpago.

"Por este escudo, se hace todo y más, como si hay que ir al fin del mundo; haya que hacer mil kilómetros o tres mil, me da igual", declara Samuel, que abraza a su abuelo, y salta con él para celebrar el triunfo de su equipo. Manuel, por su parte, intenta seguir su ritmo, pero reconoce que le cuesta mostrar el mismo entusiasmo físico de su nieto. "Él quiere que esté a su altura, pero yo ya no estoy para muchos trotes", confiesa.

Al margen de la diferencia de edad, abuelo y nieto están alineados en su sentimiento celeste. "Para mí el Celta y mi abuelo lo son absolutamente todo, yo, hasta que esté él, voy a ir con él. Me lo inculcó desde pequeño y esto va a ser así; con él siempre".

El reportaje alterna sus declaraciones con fotos y vídeos de sus experiencias compartidas con la camiseta de su adorado Celta. "Es un sentimiento, y cuando pierde ¡te pasa una cosa por dentro!", explica Manuel.

Samuel no para de abrazar a su abuelo, un gesto de alegría por los tres puntos que se llevan de vuelta a Vigo. "Ver un partido con él es salir afónicos y vivir un montón de anécdotas. Hemos sufrido muchas cosas, pero las hemos sufrido juntos", concluye este abuelo vigués.

Termina el reportaje, y la vuelta a plató muestra a un Pedrerol emocionado por lo que acaba de ver. "¡Qué bonito, eh!, Samuel y Manuel, enhorabuena, y a seguir disfrutando con vuestro Celta", comenta.