El Celta retorna hoy a los entrenamientos en la ciudad deportiva tras disfrutar del fin de semana libre con la mirada puesta ya en el duelo de la máxima exigencia que le enfrentará al Sevilla a la vuelta del parón de selecciones. El entrenador celeste, Eduardo, el Chacho, Coudet planifica el choque pendiente del retorno de sus internacionales (Araújo, Aidoo y José Fontán) y con la duda de si va a poder contar con Renato Tapia y Brais Méndez, lesionados en el último compromiso liguero en el Martínez Valero.

La presencia del internacional español, a quien un esguince de tobillo le privó participar con la Roja en la fase final de la Liga de Naciones, no está descartada. Se trata de un esguince de escasa importancia y los servicios médicos no lo dan por perdido para ser de la partida frente a los nervionenses. La evolución de la lesión en los próximos días será la que determine si Brais está en condiciones de participar en el choque.

Más complicada se antoja la presencia de Renato Tapia, cuya lesión en los músculos gemelos se ha agravado al poco de aterrizar en Lima para participar con Perú en su triple compromiso de clasificación para el Mundial de Catar.

Los temores de los médicos y el entrenador celeste se hicieron realidad en el primer entrenamiento de la selección peruana al sufrir el mediocentro un desgarro en la zona cuyo alcance está por determinar. La Federación Peruana tan solo ha informado que el centrocampista celeste ha quedado “desafectado” de la convocatoria para los encuentros de esta semana frente a Bolivia y Argentina. Se sospecha, sin embargo, que Tapia sufra una rotura de fibras que podría mantenerle varios partidos alejado de los terrenos de juego. Se desconoce si al jugador, que ya está de regreso en la ciudad, se le ha practicado alguna prueba diagnóstica en su país para conocer la gravedad de la lesión. Se espera que el Celta detalle a lo largo de la jornada de hoy su pronóstico.

Si las expectativas de contar con Tapia son, en el mejor de los casos, remotas, la presencia de Néstor Araújo parece, salvo que se produzca estos días algún contratiempo, asegurada. Existía cierto temor de recaída también con el mexicano después de que se lastimase el tobillo izquierdo en el último partido contra el Elche. Pero se trataba de una mera contusión y el problema está superado, como demuestra la participación del zaguero en el empate cosechado por la selección azteca el pasado viernes frente a Canadá. Araújo, que a la hora del cierre se disponía a enfrentarse de madrugada a Honduras, disputó el partido completo frente a los canadienses. Le resta aún un tercer compromiso, en la madrugada del próximo jueves frente a El Salvador, con lo que Coudet solo podrá contar con él durante el entrenamiento del sábado.

El entrenador del Celta podrá disponer antes de Joseph Aidoo, quien disputa mañana martes con Ghana un segundo partido contra la selección de Zimbabue. En el duelo disputado entre ambos el pasado sábado, el céltico no tuvo minutos. José Fontán, convocado a última hora con la selección sub 21, se reincorporará mientras al trabajo tras el encuentro que la Rojita disputará mañana ante Irlanda del Norte.

Desde hace unos días ya están plenamente integrados en la dinámica de grupo tanto Jeison Murillo como Nolito, que arrastraban también distintos problemas físicos –el sanluqueño una contusión en un pie y el colombiano una sobrecarga en los músculos isquiotibiales– del último partido contra el Elche. Ambos están ya a disposición del técnico.