El Celta B, tras su mal arranque liguero con la goleada en Riazor (5-0), ha cogido velocidad y no quiere frenarse. Al empate en casa contra el Badajoz (0-0) le han seguido las victorias contra Real Unión Club (1-4) y Racing de Santander (2-1). Al filial le sonríen las cifras e incluso el juego, aunque de manera más irregular, desde la brillantez exhibida en Irún a la eficacia demostrada en ambas áreas el pasado fin de semana en Barreiro. Hoy toca seguir creciendo en el campo del Calahorra (17.00).

Los resultados obtenidos por los jóvenes celestes son notables, más allá de la bofetada en A Coruña. Los cuatro rivales que han tenido hasta el momento figuran entre los candidatos a estar en la zona alta y de hecho lo están. El Deportivo es líder en solitario. Badajoz (6ª), Racing (8º) y Unión de Irún (9º) se sitúan en los puestos nobles y es precisamente el Celta B, con sus siete puntos, el que interrumpe la secuencia.

Ahora toca, en cambio, visitar a un club riojano sin tanto pedigrí histórico ni tantas aspiraciones presentes. El Calahorra es penúltimo, co dos empates en cuatro partidos. El Celta B, que sigue con la baja de Lauti, acude sin confiarse.