LaLiga no ha podido llevar adelante su amenaza de impedir que los jugadores de la Conmebol acudiesen a la convocatoria de sus selecciones en este paréntesis de los campeonatos regulares. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha denegado las medidas cautelares de la patronal del fútbol español, que se ha visto obligada a modificar los horarios de la cuarta jornada de Primera División y aplazar dos partidos. De esta forma, el Real Madrid-Celta se jugará finalmente el domingo 12 de septiembre a las 21 horas en el Santiago Bernabéu y Renato Tapia podrá cumplir sus compromisos con Perú. El pivote céltico regresará a Vigo con tiempo suficiente para jugar en el coliseo madrileño, pues LaLiga le ofrecerá un vuelo chárter, como al resto de internacionales suramericanos en la misma situación.

LaLiga denunció que la Conmebol había prolongado un par de días más el calendario para la celebración de partidos de selecciones, perjudicando a varios equipos españoles. Por ejemplo, el Brasil-Perú se fijó para la madrugada del 10 de septiembre, solo 36 horas antes del comienzo de la cuarta jornada de LaLiga. De esa forma, el Celta no podría contar con Tapia y el Real Madrid con Casemiro y con Militao, que se enfrentarán en tierras brasileñas y a continuación en el Bernabéu.

Lamenta LaLiga que “la solicitud de las citadas medidas ha sido rechaza sin motivación alguna por parte del tribunal” y anuncia en un comunicado que “seguirá con los procedimientos puestos en marcha en los diversos organismos judiciales ya que la decisión de FIFA sobre la alteración del calendario internacional trasciende el problema ocasionado en esta ocasión, ya que es una plena declaración de intenciones de intervenir en las autonomías de las ligas nacionales de forma indirecta, en un claro abuso de derecho”. A fin de disminuir los “irreparables daños causados por esta decisión que atenta contra la integridad deportiva de la competición”, LaLiga ha resuelto modificar el horario de la cuarta jornada, poner aviones a disposiciónde los jugadores afectados y aplazas dos de los partidos previstos en esas fechas.

Aplazados el Sevilla-Barça y el Villarreal-Alavés

Además del cambio de horarios en la cuarta jornada de Primera División, LaLiga propone el aplazamiento de los partidos Sevilla-Barcelona y Villarreal-Alavés. LaLiga recuerda que presentó esta denuncia ante el TAS en defensa de la integridad de la competición española y los derechos de los clubes afectados por la convocatoria de jugadores a las selecciones de Conmebol, debido al aumento en dos días del período FIFA en septiembre y en octubre. En confederaciones como UEFA o Concacaf -explica- no se amplió en dos días el período a pesar de disputar el mismo número de encuentros de selecciones (3 partidos), haciendo estas confederaciones el esfuerzo de adaptarse a un máximo de 10 días (hasta miércoles) para jugar los tres partidos, sin afectar así a los torneos locales. LaLiga recuerda que “las ligas domésticas, junto con sus clubes, ya hicieron un esfuerzo admitiendo una nueva ventana FIFA en enero de 2022, para recuperar fechas de partidos de selecciones afectados por la pandemia”.