Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LaLiga riega de millones a los clubes

El patronal cierra un acuerdo con un fondo de inversión para ceder el 10% de su negocio a cambio de 2.700 millones

Javier Tebas, durante un acto promocional en Madrid. // EFE

Javier Tebas, durante un acto promocional en Madrid. // EFE

Javier Tebas ha decidido regar de millones al maltrecho fútbol español y acudir así al rescate de los clubes que están padeciendo especialmente las inclemencias de la crisis generada por la pandemia. La Liga de Fútbol Profesional acaba de cerrar un acuerdo con el fondo de inversión CVC por el que recibirá casi 2.700 millones de euros a cambio de ceder el 10% de su negocio. Esta es la primera vez que se produce en el fútbol un acuerdo de esta clase y aunque CVC ya intentó tratos similares con el calcio o la Bundesliga nunca llegó a un entendimiento.

Pese a que ayer la Comisión Delegada de la Liga dio el visto bueno al acuerdo de forma mayoritaria (15-0), aún debe ser aprobado por la Asamblea General que se celebra el próximo 12 de agosto (deben votar a favor 22 de los 42 clubes que la componen). En principio la mayoría de los clubes están del lado de Tebas en esta historia. El presidente de la Liga se ha preocupado por informar en las últimas semanas de estos movimientos, especialmente a los equipos que, debido a su buena salud económica, podían ver en esta operación una forma de premiar a quienes se encuentran en peor situación financiera y castigar por tanto a los más cumplidores. El respaldo que ha encontrado el presidente de la Liga ha sido casi absoluto.

De la cifra que llegará del fondo más de 2.400 millones llegarán directamente a los clubes. Para ello la Liga ha creado un baremo en el que se hace una ponderación de lo que se ha recibido por la televisión en los últimos diez años y se valoran también los resultados deportivos de esta fase. En esa clasificación creada de forma específica para este acuerdo el Celta se encuentra en el décimo puesto y le corresponderán 85 millones de euros que recibirán en las próximas tres temporadas. El máximo lo percibirán el Barcelona y el Real Madrid que estarán por encima de los 250 millones de euros. El dinero llegará a los equipos a través de alguna herramienta financiera para que no vean incrementados sus beneficios de forma repentina, lo que les penalizaría a nivel impositivo.

De todos modos, los clubes deberán cumplir unas normas para hacer uso de este dinero. El gran riesgo de la situación generada por este acuerdo es que la gran mayoría se lanzasen al mercado en busca de jugadores con los bolsillos llenos y al final solo sirviese para que se disparase artificialmente el precio y sueldos de los jugadores. Por eso la Liga, de acuerdo con los clubes, ha establecido una serie de normas sobre cómo debe hacerse el reparto. El 70% se deberá invertir en infraestructuras y digitalización, un 15% para refinanciar deuda y compensar pérdidas por la crisis del coronavirus y otro 15% para la inscripción de jugadores. Esta última parte es la que afectaría al límite salarial de cada club ya que ese porcentaje es lo que se incrementaría ese límite aunque los clubes decidirán si lo hacen de golpe o lo reparten en tres años. Es decir, que en el caso del Celta vería aumentado de golpe el dinero para gastar en su plantilla (fichajes o sueldos) en casi trece millones de euros.

Las infraestructuras son el apartado en el que la Liga ha puesto un mayor interés y por eso exige a los clubes que el 70% del dinero recibido vaya a ese apartado. La patronal del fútbol y CVC tienen la intención de mejorar el producto y eso pasa por los estadios de Primera y Segunda División que presentan evidentes deficiencias como es el caso de Balaídos, aunque el Celta no vaya a destinar dinero al estadio. Otra cosa es con la ciudad deportiva ya que es otro apartado en el que la Liga pretende que los clubes inviertan buena parte de ese dinero.

De todos modos, la llegada de dinero a las arcas de los clubes ya a permitir que algunos de ellos puedan afrontar en las próximas semanas algunas de las operaciones que tenían paralizadas por la falta de liquidez. Basta con echar un simple vistazo al mercado de fichajes de este verano. Casi ningún equipo ha afrontado operaciones que supongan un desembolso importante de dinero. La más cara la ha hecho el Atlético de Madrid con Rodrigo de Paul (35 millones) pero después vienen el Villarreal, Mallorca y Celta gracias a Cervi y Galán. El resto de clubes apenas se han movido estas semanas. El acuerdo anunciado por Tebas seguramente dé un vuelco a la situación y vuelvan a correr los millones por el mercado. En este sentido el Celta puede felicitarse por haber cerrado ya a estas alturas a un futbolista como Javi Galán porque en caso de seguir en el Huesca tendría más pretendientes y, lo que es peor, con más dinero fresco en el bolsillo.

Al Barcelona esta operación puede ayudarle a desbloquear por fin la inscripción de Messi aunque el club azulgrana, debido a las normas impuestas por la Liga, solo podrá destinar a aumentar el límite salarial 37 millones de euros. Puede que no sea suficiente para solucionar el problema de sobrecoste de su vestuario.

Además, del montante económico que llegará de CVC, habrá hasta 107 millones que se destinarán a la Real Federación Española de Fútbol y al Consejo Superior de Deportes. En este caso se dedicarán al fútbol femenino, fútbol semiprofesional y no profesional. Y los 100 millones restantes irán a parar a inversiones de LaLiga.

Esta inyección llega en un momento crucial para la industria del fútbol tras la reducción de un 30% de los ingresos en la última temporada y media por la ausencia de público en los estadios desde el inicio de la pandemia, lo que ha dejado a algunos clubes con una situación financiera crítica. Además no se trata de una venta ni de una financiación, sino de una participación en la que el fondo corre el riesgo de cómo evolucione el negocio. Es decir, no hay garantía de retorno de ninguna cantidad.

CVC, de la energía y la moda, a los deportes

El nuevo socio de LaLiga, CVC Capital Partners, es un fondo de capital británico que nació en 1981, cuenta con 100.000 millones de euros en activos en gestión y unos 137.000 millones en recursos comprometidos en todo el mundo. Con sede social en Luxemburgo y operativa en Londres, se ha convertido en uno de los gigantes de los fondos de capital riesgo que operan en Europa. Una de sus participadas en España es Naturgy. Pero tiene otros negocios en España como CLH (carburantes), Deoleo (aceite), Tendam –la matriz de Cortefiel (moda)–, la Universidad Alfonso X el Sabio (educación) o Vitalia Home (residencias de la tercera edad). En deportes CVC no es un novato. A finales de 2005 se hizo con el 65% de la Fórmula 1, negocio que abandonó en 2016. El año pasado adquirió el 28% de la liga irlandesa de rugby Guinness Pro14, dos años después de entrar en la británica del mismo deporte, Premiership Rugby. También entró en el capital de Bruin Sports Capital (especializado en deporte) junto con The Jordan Company. Y junto con Advent International se hizo con el 10% de la sociedad que explotará los derechos audiovisuales del fútbol en Italia. También está en las quinielas para invertir en los derechos audiovisuales internacionales de la Bundesliga, que busca también recursos.

Compartir el artículo

stats