Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tipo que nunca defrauda

Kevin se revindica en el primer duelo de la pretemporada con un solvente partido como lateral izquierdo | El nigranés vuelve a superarse en complicadas circunstancias

Kevin (derecha), junto a Joseph Aidoo y Baeza y Fontán en un entrenamiento en Marbella. // RC CELTA

Kevin (derecha), junto a Joseph Aidoo y Baeza y Fontán en un entrenamiento en Marbella. // RC CELTA

La primera toma de contacto con la competición frente al Atlético Sanluqueño ha dejado la impresión de que el Celta ha alcanzado un apreciable nivel de forma física con media pretemporada aún por delante y prometedoras sensaciones futbolísticas en la interpretación de un libreto, el de Eduardo, el Chacho, Coudet, que el equipo ha ejecutado frente a un adversario digno con precisión y convencimiento, a pesar de a contar con sensibles bajas en casi todas sus líneas.

Las buenas vibraciones fueron generalizadas, con un grupo que sabe a qué quiere jugar y cómo de defender su propuesta de juego, pero también en el aspecto individual, con buenas actuaciones personales de gente como Brais, Nolito, Mina Aspas o el recién llegado Franco Cervi –Matías Dituro fue prácticamente un espectador más–, pero también José Fontán formando pareja con Aidoo y, sobre todo, Kevin Vázquez, todo un descubrimiento en una posición, la de lateral izquierdo, en la que el Celta carece de especialistas.

A la espera de ver cómo se resuelven las negociaciones abiertas con el Huesca por Javi Galán y con el Mainz 05 por Aarón, Coudet ha tenido que recurrir al abnegado zaguero nigranés para solventar un problema. Sabe por experiencia el técnico argentino que Kevin es siempre garantía de compromiso. El nigranés no es el más rápido, ni el más hábil, ni el más versátil, no está dotado de una gran técnica ni de un físico imponente, pero tiene la virtud de cumplir por encima de las expectativas frente a cualquier adversario y en toda circunstancia.

El partido ante el Atlético Sanluqueño fue una demostración más de lo útil que puede ser un equipo un jugador que se supera a sí mismo en cada partido. Kevin nunca había jugado como lateral izquierdo en el filial y solo una vez lo hizo con el primer equipo, curiosamente en el partido contra el Villarreal de marzo de 2019 que, con el Celta a lomos de Iago Aspas, inició el feliz episodio que ha pasado a los anales del club como A Nosa Reconquista. Fue cosa de muy poco tiempo, pues el de Camos suplió a Lucas Olaza en los dos últimos minutos del choque.

A pesar de las reservas que siempre acompañan a los amistosos de pretemporada y aunque el rival apenas pisó con peligro el área celeste, el partido firmado por Kevin fue de lo mejorcito de un prometedor encuentro y la confirmación de que, en caso de necesidad, el Chacho tiene a su disposición a un futbolista de garantías con el que competir.

El buen desempeño de Kevin en un primer compromiso preparatorio no oculta la urgente necesidad que el Celta tiene de incorporar un lateral izquierdo específico.

Se trata de un lateral izquierdo con un perfil netamente ofensivo del que el Celta ahora mismo carece y que el Chacho Coudet necesita para poner dar filo a una banda izquierda que se ha reforzado esta temporada con el fichaje de Franco Cervi. Aarón Martín y Javi Galán son dos opciones factibles, si el Celta logra desbloquear las respectivas negociaciones abiertas con el Mainz y el Huesca, aunque el club maneja alguna otra opción que también cuenta con el visto bueno del técnico.

Compartir el artículo

stats