Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El WBA llega demasiado tarde a por Okay

El conjunto londinense, pese al descenso, pretendía el fichaje del turco y lamenta ahora no haber aceptado la opción de compra obligatoria que pretendía el Celta | El futbolista busca equipo en la Premier

Okay, durante un partido de la pasada temporada con el West Bromwich Albion. // REUTERS

Okay, durante un partido de la pasada temporada con el West Bromwich Albion. // REUTERS

El West Bromwich Albion tardó más de la cuenta en rendirse a Okay. El club británico, donde el internacional turco jugó cedido los últimos meses de Liga ofreciendo un rendimiento muy notable, ha tratado en las últimas semanas de conseguir su fichaje –pese al descenso de categoría– pero se ha encontrado con que hay otros clubes ingleses de la Premier League que le han tomado ventaja. Ahora solo queda que Okay y su entorno seleccionen la opción deseada para que se inicie la negociación con el Celta.

El WBA lo tuvo en su mano, pero eligió mal. Cuando el pasado mes de enero negociaron con el Celta las condiciones de la cesión el club inglés descartó que se incluyese una opción de compra obligatoria por la que sí suspiraban en Vigo. Ocho millones quería garantizarse el Celta, un cifra que compensaba con creces lo invertido por el futbolista y suponía una inyección importante para la economía del club en un momento delicado por la caída de ingresos motivado por la pandemia.

El West Bromwich Albion solo quería una opción de compra al uso, sin ninguna obligatoriedad que comprometiese sus planes. Y el Celta se negó porque esa fórmula no le garantizaba nada. Para eso prefirieron que el futbolista jugase todo lo posible, se revalorizase (como así ha sido) y sentarse a esperar. La apuesta se confirmará en unas semanas que fue la ganadora. El WBA ha tratado de negociar con el Celta, pero el club vigués se ha limitado a remitirle a sus agentes que son los que están recogiendo propuestas por Inglaterra. En Príncipe saben que el movimiento del cuadro londinense se hace a la desesperada conscientes de que con sus representantes ya no tienen ninguna posibilidad y han buscado en el Celta un aliado a la desesperada. Así se lo han transmitido en sus conversaciones, que tuvieron la solución hace unos meses pero tomaron la decisión equivocada.

El agente de Okay hace tiempo que tiene claros los pasos a dar. De hecho, se han puesto en manos de la agencia de intermediación más influyente de la Premier League para que le encuentren equipo al centrocampista turco. Ellos son los que están haciendo esa parte de trabajo más áspera. Al Celta se han limitado a decirle que en menos de dos semanas (el mercado de Inglaterra siempre suele acelerarse en julio por la proximidad del comienzo de la siguiente temporada) le presentarán las propuestas recibidas. Desconocen en Vigo de cuánto dinero estamos hablando y renuncian a ponerle un precio fijo al futbolista. Quieren escuchar primero a sus potenciales compradores entre los que pueden estar equipos con un enorme potencial económico y sobre todo alguno de los clubes que acaban de ascender a la Premier y que de golpe reciben una lluvia de más de cien millones para invertir en futbolistas. De ese maná podría aprovecharse perfectamente el Celta.

La venta de Okay será la gran operación veraniega del equipo vigués, convencido de que el resto de futbolistas de los que deben desprenderse no van a dejar grandes cifras. A estas horas encontrar alguien que esté dispuesto a pagar por Emre Mor es una pequeña utopía. Y en caso de dar con él entienden que la cifra no será como pagar lanzar fuegos artificiales desde la terraza de la sede.

Compartir el artículo

stats