Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un comodín para el “Chacho”

Franco Cervi celebraun gol en un partidode la pasada temporadacon el Benfica.  // FDV

Franco Cervi celebraun gol en un partidode la pasada temporadacon el Benfica. // FDV

El Celta cuenta con cerrar el fichaje de Franco Cervi antes del inicio de la pretemporada el próximo 5 de julio. La contratación del futbolista del Benfica es una recomendación expresa de Eduardo, el Chacho, Coudet, que moldeó los inicios de su carrera en Rosario Central y ve en él un valioso complemento para los jugadores con los que ya cuenta en el frente de ataque.

Coudet considera que Cervi reúne todos los requisitos que él quiere en un jugador: calidad técnica, compromiso, capacidad asociativa, regate y buen golpeo de balón. El preparador argentino sabe muy bien todo lo que puede darle el atacante del Benfica y espera mucho de él. Pero seguramente una de las cualidades que más valora el Chacho en el jugador rosarino es su versatilidad, es decir, la capacidad de Cervi para darle soluciones en diferentes posiciones, pues el atacante puede desenvolverse con soltura en cualquiera de las demarcaciones del frente ofensivo.

Su polivalencia ha quedado reflejada a lo largo de su trayectoria. Desde que el Chacho lo hizo debutar en el fútbol profesional en febrero de 2015, Franco Cervi ha jugado en siete diferentes posiciones con interesante rendimiento.

La demarcación más habitual ha sido la de extremo izquierdo y ésta será la que desempeñe también de partida en el Celta, compitiendo por la titularidad con Nolito. Pero no solo el sanluqueño debe estar atento, no en vano Cervi puede actuar en cualquier lugar del medio campo o el frente ofensivo.

Tanto en su etapa en Rosario como en estos últimos años en Lisboa, el fichaje prioritario del Celta, ha actuado con bastante frecuencia como interior izquierdo, es decir, algo más retrasado y por dentro que en su posición principal.

Aunque habitualmente se mueve por banda izquierda, no ha sido extraño ver a Cervi jugando por el costado derecho a pierna cambiada, sobre todo en la posición de extremo, pues solo ha actuado como interior de forma ocasional en banda diestra.

Bastante a menudo se ha movido en posiciones más centradas, bien como medio centro ofensivo, en la posición en que actualmente viene actuando con el Celta Denis Suárez, bien como segundo delantero.

Excepcionalmente, Franco Cervi ha jugado como defensa. Ha ocurrido apenas un par de veces, esta misma temporada con el Benfica, coincidiendo con el brote de coronavirus que llevó a Jorge Jesús, técnico del equipo encarnado, a vetar su fichaje con el Celta cuando todo estaba ya apalabrado entre ambos clubes y con el jugador.

La falta de efectivos en defensa propició que Jorge Jesús emplease a Cervi como lateral izquierdo en el partido de la Liga Nos contra el Nacional de Madeira y en otro de la Copa portuguesa contra el Sporting de Braga. En ambas ocasiones Jorge Jesús utilizó a Cervi en una defensa de cuatro hombres.

Aunque no es un goleador (con el Benfica suma 11 tantos en cinco temporadas), Cervi se ha destapado estos años como un atacante imaginativo y con talento para el último pase que puede complementarse de maravilla con tipos de tanto talento asociativo como Denis Suárez, Brais Méndez, Nolito o Iago Aspas. Su versatilidad lo hace compatible con todos ellos.

Compartir el artículo

stats