Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otra larga partida con David Costas

El club no es optimista en liberar los 900.000 euros que cobra el defensa

David Costa, en un entrenamiento con el Celta.

David Costa, en un entrenamiento con el Celta. Ricardo Grobas

El Celta espera otra larga partida con David Costas y no tiene demasiadas esperanzas en conseguir liberar este verano la ficha del defensa canterano, al que resta un año de contrato y la certeza de una segunda temporada consecutiva en blanco, si no alcanza este verano un acuerdo para desvincularse del club.

La salida de Costas (y muy probablemente la de Emre Mor) serán los principales caballos de batalla de la Operación Salida que el Celta afronta cada verano. El club necesita aligerar carga salarial para cuadrar las cuentas en otro mercado constreñido por la reducción de ingresos y la limitación salarial, pero no tiene demasiadas esperanzas en lograr desbloquear una negociación que lleva meses atascada. Liberar la ficha de Costas, que cobra unos 900.000 euros netos por temporada, supondría un considerable alivio las arcas del club y le daría mayor capacidad de maniobra para abordar nuevas contrataciones.

La imposición de la grada y la situación de marginalidad que vive desde enero pasado, con participación únicamente en el trabajo grupal de los primeros minutos de los entrenamientos, no ha servido para hacer cambiar de postura al jugador. Tampoco las ofertas que, según el club, le han llegado a Costas, y donde el jugador, de 26 años, podría reactivar su carrera

La tesis del club es que David Costas se encuentra cómodo en Vigo y no tiene alicientes para cambiar de aires, bien porque las ofertas de Segunda División que le han llegado son de clubes de bajo perfil y no le interesan, bien porque provienen de una competición extranjera (en concreto de la Soccer Major League) que no seduce al jugador, a pesar de su interesante remuneración.

El presidente Carlos Mouriño ha señalado en alguna ocasión, sin citar directamente al jugador, que alguna de las ofertas que le ha llegado a Costas supera el salario (que no es precisamente bajo) que cobra actualmente en el Celta.

Desde el club se señala, asimismo, la exigencia del jugador que cobrar íntegramente su ficha para salir como uno de los factores que han bloqueado desde el primer momento la negociación.

En la Calle del Príncipe reconocen que no es una situación nada cómoda para el club tener apartado a un jugador formado en la casa, pero sostienen que los intereses del Celta prevalecen sobre cualquier interés particular y Costas no va a ser una excepción.

El cambio de agencia de representación de Costas podría, sin embargo, ayudar a desbloquear la situación. El defensa redondelano está desde el pasado enero con Intermedia Sport Player, la agencia gallega que representa, entre otros, a Iago Aspas y Denis Suárez y con la que club vigués mantiene actualmente una muy buena relación.

Los primeros contactos de la nueva agencia de Costas con el Celta se produjeron a finales de enero pasado, sin avances significativos. Comienza ahora una nueva y larga partida.

Compartir el artículo

stats