Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Celta de Vigo

Eduardo Coudet será el próximo en renovar, con cláusula liberatoria

Eduardo Coudet sigue el partido contra el Betis desde la grada con Felipe Miñambres tras ser expulsado.

Eduardo Coudet sigue el partido contra el Betis desde la grada con Felipe Miñambres tras ser expulsado.

Tras sellar la renovación de Felipe Miñambres al frente de la dirección deportiva, el siguiente paso será garantizarse la continuidad de Eduardo, el Chacho, Coudet a medio plazo.

El preparador argentino tiene contrato en vigor hasta junio del próximo año, pero el Celta negocia una ampliación por dos temporadas más, hasta junio de 2024, con la idea de que el Chacho sea el entrenador del centenario.

El nuevo contrato mantendrá una cláusula liberatoria por la que el técnico puede rescindir su contrato previo pago de una penalización. Dicha penalización, establecida en el actual contrato en 3 millones de euros, es uno de los aspectos que quedan por resolver en una negociación que marcha por muy buen camino por la voluntad de las partes de llegar a un acuerdo, según ha reconocido el propio Carlos Mouriño.

“Él quiere quedarse y nosotros queremos que se quede, estamos muy cerca. Es una posibilidad real que existe y vamos a pelear por ella, pero siempre hay cosas en los contratos que hay que revisar muy bien y en esa fase estamos”, ha desvelado el presidente.

Coudet afronta su segunda temporada en el club con la ilusión de empezar de cero un proyecto propio y participar de forma activa en los fichajes, a pesar de conocer las limitaciones económicas con las que el Celta va a abordar el mercado estival.

El club está decidido a complacer las peticiones del técnico en la medida de sus posibilidades y el técnico es a su vez consciente de que la capacidad de gasto del club en la inminente ventana de fichajes se verá notablemente restringida por los efectos de la pandemia.

Compartir el artículo

stats