El Celta alevín luchará el domingo por llevarse por primera vez la Liga Promises, el torneo que reúne a los equipos sub12 de todos los equipos de Primera División. El cuadro vigués se impuso en el partido de cuartos de final al Espanyol (1-0) gracias a un gol en los últimos minutos de Bryan Bugarín, el mejor jugador del torneo.

El equipo que entrena Juan Recondo se medirá el domingo (a partir de las 10:45) al Sevilla por un sitio en la final que se disputará a mediodía. La otra semifinal enfrentará al Betis con el Barcelona. El Celta está teniendo un concurso brillante en este torneo y ha llegado a tu techo en La Liga Promises. En la primera fase el Celta solo cedió por 2-1 ante el Real Madrid. A partir de ahí se impuso al Getafe, al Cádiz y al Villarreal para clasificarse para los octavos de final.

Ayer en los octavos de final el Celta se impuso por 3-0 al Levante. Los tres goles fueron obra de Bryan Bugarín, uno de ellos el que a juicio de muchos es el mejor tanto de lo que va de torneo, una jugada en la que cruzó todo el campo superando rivales para acabar la acción con un gran disparo con la pierna derecha.

El protagonismo del joven delantero del Celta continuó en el partido de cuartos de final ante el Espanyol al recoger un rechace en el área tras un disparo de Iker Pérez. Con tranquilidad anotó el gol que mete al equipo vigués en las semifinales. Sufrieron los vigueses en este partido ante el conjunto barcelonés que apretó en el segundo tiempo y que tuvo la posibilidad de empatar en un remate que se estrelló contra el larguero en los últimos instantes.