Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta se “independiza” de Aspas

Santi Mina y Brais Méndez tiran del carro del gol en ausencia del morracense con sus mejores números en el conjunto vigués - El equipo rompió en La Cerámica una racha de 15 meses sin ganar sin el moañés

Santi Mina y Brais Méndez se abrazan tras el gol de penalti del mosense al Villarreal el pasado domingo en La Cerámica. |  // EUROPA PRESS

Santi Mina y Brais Méndez se abrazan tras el gol de penalti del mosense al Villarreal el pasado domingo en La Cerámica. | // EUROPA PRESS

El Celta se ha liberado de la dependencia goleadora de Iago Aspas. Su influencia en el juego ofensivo es aún enorme, pero el conjunto celeste ha aprendido a ganar partidos sin el moañés gracias a la significativa aportación de Santi Mina y Brais Méndez, que han tomado el testigo a la hora de tirar del carro del gol.

La confianza que Eduardo, el Chacho, Coudet ha otorgado al vigués y al mosense ha sido determinante en el espectacular crecimiento que han experimentado ambos atacantes. El duelo de este pasado domingo en La Cerámica, donde faltaron otras piezas clave como Renato Tapia o Jeison Murillo, además del propio Aspas, es la demostración palpable de que el conjunto vigués es muy capaz de ganar partidos sin su estrella.

El Celta obtuvo el domingo su primer triunfo sin Aspas en más de 15 meses –su anterior triunfo lo había logrado frente al Sevilla en Balaídos en febrero de 2019– y lo hizo de forma incontestable, nada menos que frente al flamante finalista de la Europa League, con Brais y Mina en su mejor versión del curso, probablemente de su carrera.

El delantero olívico es, de hecho, el máximo goleador del Celta desde que el Chacho asumió las riendas del equipo. Nueve de sus diez tantos los ha logrado Mina con el técnico argentino y solo uno (en el Martínez Valero en su último partido al frente del equipo) con Óscar García. Iago Aspas suma ocho, que son los mismos que ha aportado Brais Méndez en los 26 partidos que el preparador argentino lleva al mando.

Es la primera vez que Mina logra más de diez goles con el Celta en una misma temporada, si bien el vigués llegó a anotar 12 en el curso 2017-18 con el Valencia. Con tres partidos aún por disputarse, su récord personal de anotación está a tiro. Este curso contabiliza, además, un par de dobletes (Elche en Balaídos y Villarreal). El punta vigués anota un gol esta temporada cada 216 minutos sobre el campo. Solo Aspas, con una ratio de 201 minutos por gol, mejora sus prestaciones.

Brais marca, por su parte, un tanto cada 334 minutos sobre el césped. El atacante mosense presenta este curso los mejores números de su carrera y mejora ya las prestaciones de la temporada de su debut con el primer equipo del Celta. Los seis goles anotados entonces propiciaron la que ha sido hasta el momento su única convocatoria con la selección española absoluta.

Tal como ocurrió en su momento con Juan Carlos Unzué, responsable de su debut en Primera División, que lo empleó en diversas posiciones del medio campo, Brais se ha mostrado este curso como un atacante sumamente versátil.

Coudet lo ha empleado mayoritariamente en banda derecha, en la línea de volantes avanzados con Denis y Nolito, de forma ocasional en banda izquierda, cuando Augusto Solari ha relevado al sanluqueño, pero también como delantero, bien formando pareja con Mina cuando ha faltado Aspas, bien junto al moañés cuando no ha estado el delantero vigués. En tándem con Iago, le marcó esta temporada un doblete al Alavés. Con Mina ha formado pareja en dos ocasiones, ambas frente al Villarreal, con muy dispar resultado, de infausto recuerdo en Balaídos (0-4) en el peor partido de la era Coudet y con prometedoras prestaciones el domingo en La Cerámica, donde ambos demostraron que no solo de Aspas vive el gol del Celta.

Los jugadores del Celta celebran el gol de Solari. Doménech Castelló

Tercer equipo más goleador de la segunda vuelta

Hasta la novena jornada de Liga, el Celta compartía con el Eibar la condición de equipo menos goleador de la Liga, con apenas seis tantos, la mitad de ellos con la firma de Iago Aspas. 

Las prestaciones goleadoras del equipo celeste se dispararon con la llegada de Eduardo Coudet, que cambió la mentalidad y el estilo de juego del equipo y amplió el abanico del gol dando confianza a una serie de jugadores de los que logró sacar su mejor versión. Los casos más claros son los de Santi Mina y Brais, pero esta misma receta puede aplicarse a futbolistas como Hugo Mallo o Nolito.

La cuenta @Afouteza e Corazón ofrecía ayer un ilustrativo dato de este cambio. El conjunto celeste es, con 27 dianas, el tercer equipo más goleador de la segunda vuelta. Solo el Barcelona, con 40 tantos, y el Real Madrid, con 28, superan a los celestes, que mejoran los registros del Sevilla (26), Atlético de Madrid y Villarreal (25), Real Sociedad y Athletic (24), Valencia (21), Granada (20) y Betis (19).

Santi Mina celebra uno de sus goles al Villarreal. Doménech Castelló

Treinta y cinco goles con sello canterano

El gol lleva en el Celta el sello de la cantera. Iago Aspas, Santi Mina y Brais Méndez suman esta temporada 31 goles (13 el moañés, 10 el vigués y 8 el mosense), un registro histórico que se completa con los tres goles de cabeza aportados por Hugo Mallo (también en máximos históricos) y el anotado frente al Levante por el debutante Sergio Carreira.

Los tantos canteranos representan el 68 por ciento del total de los conseguidos por el equipo (50). El resto se los reparten Nolito (6), Fran Beltrán (3), Murillo (2), Augusto Solari, (2) y Facundo Ferreyra y Miguel Baeza, con uno cada uno. 

Los celestes han superado a falta de tres jornadas del final la cifra de goles obtenida a lo largo del pasado curso y se acercan a los 53 conseguidos en los cursos 2016-17 y 2015-16 con Eduardo Berizzo. Aunque es difícil, todavía podrían alcanzar los 59 anotados con Juan Carlos Unzué, el registro más alto desde el regreso del Celta a Primera.

Compartir el artículo

stats