Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta apura su última posibilidad

Imagen de un entrenamiento del Celta.

Imagen de un entrenamiento del Celta.

El Celta apura esta tarde en La Cerámica (18.30 horas, Movistar LaLiga) sus remotas opciones de meterse en el pelea europea con un duelo directo frente al flamante finalista de la Europa League, el Villarreal, que afronta el envite decidido a no descuidar LaLiga tras la resaca de la semifinal del pasado jueves contra el Arsenal.

El choque frente al talentoso conjunto de Unai Emery supone todo un reto para los celestes, que comparecen en el estadio amarillo muy mermados de efectivos por la plaga de lesiones musculares sufrida en el último compromiso liguero contra el Levante.

Frente a los granotas cayeron por lo que resta de temporada hombres tan importantes como Jeison Murillo y Renato Tapia y se vieron también afectados Iago Aspas y Joseph Aidoo, aunque por problemas de menor calado. Tanto el goleador celeste como el defensa central ghanés, recibieron ayer el alta médica. Aunque llegan muy justos al choque, Eduardo Coudet ha incluido a ambos en la convocatoria, de la que a última hora se ha caído José Fontán, positivo en coronavirus.

Con semejante panorama, el preparador celeste ha tenido que incluir a varios futbolistas del filial – el portero Patrick Sequeira (habitual desde la lesión de Rubén Blanco), el medio centro Jordan Holsgrove, del defensa central Carlos Domínguez y el juvenil Hugo Sotelo– para completar la convocatoria.

La plaga de lesiones condicionará el once, que el técnico aún no tiene decidido. Es probable que al menos Iago Aspas inicie el partido en el banquillo, no así Aidoo, pues la bajas de Murillo y Fontán dejan en cuadro a la defensa.

Alineaciones probables.

Con tan limitadas opciones, lo más probable es que el zaguero ghanés acompañe a Néstor Araújo en el eje de la zaga y Hugo Mallo y Aarón Martín ocupen los flancos arropando a Iván Villar. En caso de que el Chacho decidiese no correr riesgos con Aidoo, la solución pasaría por desplazar a Hugo Mallo al eje de la línea y situar a Kevin Vázquez en el costado derecho o bien dar la alternativa al canterano Carlos Domínguez como pareja del central mexicano.

Los quebraderos de cabeza para Coudet no se limitan a la defensa. El técnico debe buscar también un recambio de garantías para Renato Tapia, el jugador que sujeta al equipo.

La ausencia del peruano, un especialista en rectificar errores ajenos, fue clave en la goleada sufrida contra el Villarreal en Balaídos, en el que ha sido el peor partido del Celta desde la llegada de Coudet. El equipo ha tomado nota, pero debe extremar precauciones para evitar que se repitan los errores que lo abocaron a tan abultada derrota (0-4).

La alternativa natural a Tapia es Fran Beltrán, uno de los habituales en la rotación del banquillo, que afronta el reto de convencer al técnico de que merece más minutos. Lo hará en la posición de pivote, que el toledano ya ocupó asiduamente en el Rayo Vallecano y en la que todavía necesita brillar con el Celta.

En vista del gran potencial ofensivo del Villarreal y de los grandes problemas que el Villarreal le causó al Celta en la salida de pelota en Balaídos, cabe la posibilidad de un cambio de esquema, bien retrasando la posición de Denis, bien incluyendo en el once al escocés Holsgrove como segundo pivote. Esta opción, sin embargo, no parece demasiado probable.

En lo que respecta al frente ofensivo, todo va a depender de la decisión que el Chacho tome con Iago Aspas. Lo normal es que el preparador celeste no asuma riesgos y el moañés inicie el choque en el banquillo por primera vez esta temporada. Si esto se confirma, la recomposición del ataque pasaría por mover a Brais Méndez a la delantera junto a Santi Mina. La plaza del mosense en banda derecha la ocuparía Augusto Solari, que integraría junto a Denis Suárez y Nolito la línea de volantes avanzados. En el supuesto de que Coudet decidiese alinear a Iago Aspas, el frente ofensivo recuperaría su fisonomía habitual.

Las opciones del Celta de mantenerse en la pelea por la séptima plaza pasan necesariamente por sumar los tres puntos esta tarde contra los de Unai Emery. Cualquier otro resultado limitaría sus opciones a ganar los últimos tres partidos y esperar que el Betis, que actualmente supera a los celestes en seis puntos aunque concluye LaLiga en Balaídos, sufriese varios tropiezos. Ni el calendario, con duelos frente al Getafe y el Barcelona antes de recibir en la última jornada a los verdiblancos, ni la delicada situación de la enfermería invitan al optimismo.

Si para el Celta la visita a La Cerámica es casi una última oportunidad, el Villarreal se afana en controlar resaca de su histórica clasificación para la final de la Europa League el próximo 29 de mayo contra el Manchester United.

Compartir el artículo

stats