Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juez y parte en el cierre de campaña

Mallo, Kevin, Denis y Solari ayer en Mos

Mallo, Kevin, Denis y Solari ayer en Mos RCCV

El Celta afronta las cuatro últimas jornadas de la Liga ante rivales que pelean por plazas europeas, por el título y por la permanencia

A Eduardo Coudet le corresponde la difícil tarea de evitar que su equipo caiga en la relajación y el desánimo durante las cuatro últimas jornadas de la Liga, en las que al Celta apenas le quedan posibilidades de pelear por una plaza europea. En cambio, los rivales que le esperan a los célticos antes de echar el cierre a la segunda temporada pandémica sí cuentan con opciones claras de alcanzar metas importantes. Villarreal y Betis pelean por clasificarse para la Liga Europa; el Barcelona aspira al título; y el Getafe, a certificar la permanencia. Después de haberse asegurado el décimo año consecutivo en la máxima categoría, el conjunto vigués ejercerá de juez y parte en el reparto de premios en este cierre de campaña.

Desde su regreso a la élite, el Celta ha alternado buenos y malos finales de curso. En tres de los ocho años precedentes, ha tenido que realizar un gran esfuerzo para evitar el descenso en la última jornada. En otras, tuvo oportunidad de acabar en puestos de competiciones europeas, pero solo obtuvo ese deseado premio en la primavera de 2016. En otros cuatro acabó en tierra de nadie, con la única satisfacción del deber cumplido.

Pincha en en la imagen para ampliar

Los mejores registros de puntos en las últimas jornadas desde 2012 de los celestes corresponden a la temporada en la que los dirigió Luis Enrique Martínez, en la 2013-14. Nueve puntos sumó el Celta en los cuatro encuentros finales. Los jugadores, sin embargo, no pudieron brindarle el triunfo al asturiano en su despedida del banquillo celeste en Valencia, donde cayó por 2-1 después de haber ganado a Valladolid, Osasuna y Real Madrid. Ese balance le permitió ascender cuatro puestos en la clasificación (del 13º al 9º) gracias a un excelente esprint final.

Después de evitar el descenso en la última jornada en la temporada de regreso a la élite, el Celta cumplía el objetivo de no pasar apuros clasificatorios gracias al trabajo de un entrenador que en el club continúa siendo recordado como un líder del vestuario, que obtuvo un gran rendimiento de la plantilla celeste antes de hacerse cargo del Barcelona.

El sustituto del asturiano, Eduardo Berizzo, también con un gran ascendiente sobre los jugadores, mantuvo al Celta en un buen nivel en la recta final de los dos siguientes campeonatos, con seis puntos sumados en ambos por un conjunto celeste que en la temporada 2015-16 se vio recompensado con una plaza en la Liga Europa una década después de su última participación en un torneo continental.

En el curso 2016-17, los célticos brillaron en la Copa del Rey y en la Liga Europa, pero el esfuerzo en ambas competiciones le pasó factura en la recta final del campeonato regular, donde solo sumó un punto de doce posibles. Sin embargo, las consecuencias en la clasificación no fueron tan graves y acabó en la decimotercera plaza. El duelo en Balaídos contra la Real Sociedad, con un empate a dos goles, supuso la despedida de Berizzo ante una afición que todavía añora al argentino.

El mejor cierre de campaña continúa en poder de Luis Enrique, con 9 puntos

Unzué se encontró en la parte decisiva de la temporada en una situación parecida a la actual. El equipo celeste se aseguró pronto la permanencia, en la jornada 33. Como ahora, afrontó el primero de los cuatro últimos partidos en Villarreal, donde cayó por goleada (4-1). Tal día como ayer, recibía en Balaídos al Deportivo, que arrancaba un empate. Los célticos se despedían definitivamente de sus aspiraciones de volver a Europa. La goleada sufrida en el Bernabéu (6-0) y la victoria en casa ante el Levante (4-2) pondrían el cierre a un año sin sobresaltos.

Los malos resultados en los dos siguientes ejercicios llevaron al Celta a vivir una inestabilidad en la Liga que estuvo a punto de costarle el descenso, que evitó en la última jornada en las dos ocasiones. Con Fran Escribá, tras empatar en casa contra el Rayo Vallecano (2-2), y con Óscar García, ante el Espanyol (0-0). En ambas fue en sentido descendente, perdiendo uno y dos puestos, respectivamente, después de sumar cinco y dos puntos de los doce posibles.

En esta ocasión, los de Coudet afrontan los cuatro compromisos finales ante tres rivales que también estuvieron presentes en esta fase del Celta en los últimos años. Perdió con el Villarreal, como ya se dijo, y con el Betis (1-0), en el curso de regreso a Primera, y ganó al Barcelona (2-0) con Escribá. La novedad es el duelo con el Getafe, previsto para el miércoles que viene. Los de Bordalás acudirán a Balaídos con la necesidad de sumar los tres puntos para ampliar su distancia sobre los puestos de descenso.

La eliminación en Old Trafford, el día más triste de Iago Aspas

El Celta recordaba ayer en las redes sociales las once asistencias de Iago Aspas, que le convierten en el mejor pasador de la Liga. Esa efectividad en los pases de gol, sumada a los 13 tantos que acumula en el campeonato, convierten al moañés en uno de los ocho futbolistas de las grandes ligas europeas con dobles dígitos en el apartado ofensivo. Aspas comparte listado con Harry Kane (21-13), Lukaku (21-10), Depay (19-10), Bruno Fernandes (16-11), Müller (10-17), Heung-Min Son (16-10) y Marcos Llorente (12-10). También ayer, la estrella celeste recordaba que su recuerdo más triste es el de la eliminatoria de la semifinal de la Liga Europa que el Celta perdió hace cuatro años en Old Trafford tras desperdiciar una gran ocasión de gol (“jugada fatídica”, apunta) en el último minuto del partido ante el Manchester United.

Aspas intervino en un vídeo promovido por Estrella Galicia bajo el título: “Entrevista sin aditivos”. En la misma, difundida por el Celta, el moañés señala que le hubiese gustado jugar con Mostovoi y con Ronaldo Nazario, actual presidente del Valladolid.

Aspas, que se recupera de la contractura muscular sufrida en los minutos finales contra el Levante, recuerda que su día más feliz como céltico fue el de su debut en Balaídos, en el que marcó dos goles al Alavés para evitar que el Celta descendiese a Segunda B.

Moaña es su lugar favorito, señala Aspas en la encuesta realizada por Celta Media. Hugo Mallo, el capitán céltico, es su “compañero favorito” porque “llevo muchísimos años con él”. Con Eduardo Fernández, utillero del Celta, afirma que se iría a tomar unas cañas de una bebida de la que no ha acertado el tanto por ciento de agua que contiene: “No sé, bastante. Un 70, un 80 por ciento”. El porcentaje real se sitúa entre el 90 y el 95 por ciento. Y como equipo Aspas elige a la selección española que ganó el Mundial y dos Eurocopas.

Compartir el artículo

stats