La Cerámica es un campo que no se le da nada mal en las últimas temporadas al Celta, que cuenta por victorias sus dos últimas visitas al campo del Villarreal. En estos dos encuentros, los celestes fueron capaces de anotar seis goles.

El pasado curso el equipo vigués se llevó de forma clara los tres puntos en el estadio castellonense por 1-3. Óscar García dirigía entonces al conjunto celeste, aunque fue su hermano y segundo, Roger, el que se sentó aquella tarde en el banquillo. El Celta se llevó cómodamente los tres puntos gracias a un gol de Pione Sisto, que abrió el marcador, y un doblete de Iago Aspas. Samuel Chukwueze anotó el tanto local.

Hace dos campañas, el cuadro vigués también ganó (aunque algo más apuradamente) en el coliseo amarillo. Lo hizo con goles de Brais Méndez, Okay y Maxi Gómez en la primera parte. El Villarreal acortó distancias en el segundo tiempo con un doblete de Carlos Bacca en los últimos minutos del partido. Fue el único triunfo a domicilio logrado por Miguel Cardoso.