Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Iago Aspas se aproxima a otro hito

Iago Aspas, Brais Méndez y Nolito celebran el gol del mosense al Levante el pasado viernes. // R. GROBAS

Iago Aspas, Brais Méndez y Nolito celebran el gol del mosense al Levante el pasado viernes. // R. GROBAS

Iago Aspas continúa devorando registros con el Celta. Tras anotar hace un par de jornadas ante Osasuna su gol número 150 entre Primera y Segunda División (148 tantos con el conjunto vigués y otros dos con el Sevilla), el goleador moañés está a un par de asistencias de igualar el récord de Nolito, que en el curso 2015-16 consiguió 13 goles y 13 pases de gol convirtiéndose en el primer futbolista celeste en lograr dobles dígitos desde Alexander Mostovoi.

La íntima relación de la estrella celeste con viene de largo. Desde que conjuró el fantasma del descenso a Segunda B con aquel providencial doblete al Alavés en 2009, los goles de Aspas han sido para el Celta maná caído del cielo, un seguro de vida en los momentos de dificultad que ha permitido al club celeste encadenar una década consecutiva en la élite del fútbol español y un aporte esencial en los últimos logros del equipo en Europa (con la clasificación en 2015 y la semifinal de la UEL en 2016) y en la Copa del Rey.

Casi cada temporada, el triple ganador del Trofeo Zarra deslumbra a propios y extraños por la cantidad y calidad de sus tantos, pero nunca hasta este curso había exprimido hasta este punto su faceta de pasador. Su último pase es casi tan letal su remate a portería.

La llegada de Eduardo, el Chacho, Coudet al banquillo del Celta no ha sido ajena a este espectacular crecimiento de Aspas como asistente. Su primera asistencia la dio, de hecho, el moañés en la visita al Martínez Valero en el que fue el último partido de Óscar García Junyent al frente del equipo vigués. Hasta entonces el astro morracense había sostenido prácticamente él solo al Celta con un doblete clave en el triunfo obtenido en la segunda jornada frente el Valencia y el empate (gracias a otro tanto de penalti) firmado en el Nuevo Zorrilla contra el Valladolid.

Ya con el Chacho al mando y hasta la lesión muscular sufrida en Valdebebas a comienzo del mes de enero que lo mantuvo tres jornadas alejado de los terrenos de juego, Aspas fue alternando goles y asistencias sin pausa. Le marcó al Sevilla (jornada 10), el Athletic (jornada 12), Getafe (jornada 15) y Huesca (jornada 17) y asistió en los triunfos frente al Granada, Cádiz (2), Alavés y Huesca.

La lesión en el muslo sufrida en el campo del Real Madrid pasó brevemente factura al morracense, que se quedó en blanco en los tres partidos siguientes a su reaparición (Granada, Atlético de Madrid y Elche) que el grupo de Coudet saldó no obstante de modo bastante favorable firmando tablas ante nazaríes y colchoneros y ganando en Balaídos a los de franjiverdes.

Tras causar baja por cinco tarjetas amarillas en la derrota sufrida frente al Valencia en Mestalla, el astro céltico ha marcado un gol o proporcionado una asistencia casi en cada partido. De los diez últimos, solo en los duelos contra el Athletic y el Real Madrid (ambos en Balaídos) no ha marcado o asistido.

En este último tramo de competición, Iago Aspas ha anotado cuatro tantos (incluido un doblete al Sevilla) y dado cinco pases de gol. Colaboró con una diana en los triunfos (a domicilio), frente al Alavés y Osasuna (en Balaídos), aportó dos asistencias en la victoria de Mendizorroza y dio el último pase en los duelos contra Valladolid (1-1), Huesca (3-4) y Levante (2-0).

Compartir el artículo

stats