Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Celta hará caja con Vadillo

Álvaro Vadillo, durante su presentación con el Celta

Álvaro Vadillo, durante su presentación con el Celta

El Celta se frota las manos al ver la clasificación de Segunda División. El previsible ascenso del Espanyol va a convertir lo que se antojaba como un problema en junio en una jugosa solución. El regreso del conjunto catalán a la máxima categoría reportará a las arcas celestes cerca de dos millones de euros y un alivio a su ajustado límite salarial. Y todo gracias al acuerdo alcanzado por ambos clubes en el último suspiro del pasado mercado veraniego en relación a la cesión de Álvaro Vadillo.

El atacante andaluz aterrizó en el Celta a coste cero después de no alcanzar un acuerdo de renovación con el Granada. Tras todo el trabajo de pretemporada y disputar tres amistosos, Óscar García decidió que Vadillo no era de su agrado. Como el entrenador no iba a contar con él, la dirección deportiva encontró le encontró acomodo in extremis en el Espanyol. Sin apenas tiempo para deshacer las maletas ni debutar en partido oficial, el extremo se marchó cedido al equipo barcelonés. El acuerdo entre celestes y blanquiazules llevaba una cláusula que obligaba a los catalanes a comprar al jugador por una cantidad cercana a los dos millones de euros si lograban el ascenso.

Varios meses después y con la temporada llegando a su fin, el Espanyol marcha líder de Segunda División con una diferencia holgada respecto a sus perseguidores. Es más, el cuadro perico podría certificar esta semana su vuelta a LaLiga si gana su partido frente al Málaga de Jozabed y el Almería y el Leganés pierden sus partidos.

Un ascenso que, en menor medida, también se celebrará en la sede de Príncipe. La operación Vadillo, hace meses catalogada como nefasta al haberse marchado el futbolista sin debutar, finalmente reportará beneficio al club. Serán dos millones de euros que se suman al ahorro de la ficha del atacante andaluz, lo que permitirá al Celta abordar nuevos movimientos en el mercado.

Por otro lado, el protagonismo del extremo en el Espanyol no ha sido el esperado. Álvaro Vadillo solo ha participado en una decena de partidos y ha disputado 159 minutos, todos saliendo desde el banquillo. Estuvo lesionado por culpa de unas "molestias musculares" entre la jornada 10 y la 21 y su última participación data del partido disputado en Cornellà entre los pericos y el Fuenlabrada el 1 de abril.

Pero hasta que el objetivo del Espanyol se materialice de forma matemática, Vadillo es jugador del Celta. Tiene contrato hasta junio de 2023. Se trata de un futbolista formado en las categorías inferiores del Betis, con el que debutó en LaLiga con apenas 16 años, Vadillo disputó 63 partidos en la máxima categoría del fútbol español, 22 de ellos con el Granada el curso pasado.

Compartir el artículo

stats