Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El tren a Europa solo pasa por Anoeta

Santi Mina, Beltrán, Aspas, Ferreyra y Baeza,  durante el entrenamiento del martes en Mos

Santi Mina, Beltrán, Aspas, Ferreyra y Baeza, durante el entrenamiento del martes en Mos RCCV

Las últimas opciones del Celta de alcanzar una plaza europea pasan por ganar en Anoeta a una Real Sociedad a la que la temporada se le está haciendo demasiado larga después de acumular 42 partidos desde septiembre en tres competiciones.

El Celta recupera a Santi Mina y a Néstor Araújo para visitar a una Real Sociedad en horas bajas, pero que ocupa la séptima plaza que anhelan los de Coudet, con nueve puntos menos - Silva y Merino, bajas principales de los realistas

El mayor desplome de los blanquiazules, sin embargo, ha llegado después de proclamarse campeón de la pasada edición de la Copa del Rey, cuya final atrasada se celebró el pasado 3 de abril.

14

Final de la Copa del Rey: Athletic - Real Sociedad

Desde entonces, los realistas solo han sumado dos de los nueve puntos en juego, lo que les ha llevado a estancarse en la séptima plaza. Si hoy pierden los donostiarras, los célticos se situarán a rebufo, a seis puntos a falta de media docena de jornadas para concluir el curso.

A la cita de esta noche en el Reale Arena (21 horas, Movistar LaLiga), el conjunto donostiarra se presenta con dudas e importantes bajas, como la del excéltico David Silva, además de Mikel Merino, Aihen Muñoz o Asier Illarramendi. Los célticos, por su parte, han recuperado piezas fundamentales para Eduardo Coudet que arrastraban problemas físicos: Santi Mina y Néstor Araújo. Por ello, ante los problemas de Imanol Alguacil para decidir un once, su homólogo dispone del equipo titular, a excepción del portero Rubén Blanco (todavía lesionado), para la cita que puede definir sus objetivos para el tramo final del campeonato.

Las rotaciones no van con el técnico argentino, aunque el partido se dispute entre semana y cuatro días después de que el Celta sacase solamente un punto en la visita a Cádiz pese a su dominio casi aplastante. Coudet no reservará nada para intentar sumar los tres puntos y, ya con 41 en la tabla, seguir peleando por las plazas europeas.

La propuesta futbolística de la Real es la antítesis de la que aplica Álvaro Cervera en el modesto Cádiz y le va mucho mejor al Celta. Imanol Alguacil dirige una plantilla con mucho talento y mayor profundidad que la céltica, aunque muchos jugadores clave como Oyarzabal dan muestras de llegar sin apenas reservas físicas al tramo decisivo del campeonato.

El juego alegre y ofensivo del conjunto donostiarra tampoco ayuda al ahorro de las escasas energías que le quedan a muchos de sus futbolistas y de ello puede aprovecharse el Celta para intensificar más si cabe el juego de presión para minimizar el buen manejo del balón que exhibe un rival como la Real Sociedad, que en la primera vuelta se llevó la victoria de Balaídos tras conseguir una goleada (1-4).

Desde entonces, el Celta ha cambiado de técnico y ha dado un gran paso en su rendimiento. Llega a esta cita con mejores sensaciones que los donostiarras, que acumulan cinco jornadas sin ganar. En sus tres últimos desplazamientos, los de Coudet han sumado siete de los nueve puntos en juego. En Cádiz no pasaron del empate, pero gobernaron el partido y el juego, y tuvieron más ocasiones de gol que el rival, que se vio favorecido por un gol anulado por un riguroso fuera de juego a los célticos.

En la anterior jornada, los realistas se vieron superados con claridad en Anoeta por un Sevilla que pasó muchos apuros para ganar una semana antes en Balaídos. Esos duelos contra los sevillistas pueden ser un ejemplo claro del diferente estado actual del Celta y la Real Sociedad.

Los de Coudet, además, acuden a un estadio del que guardan buenos recuerdos en los últimos años. En sus cinco últimas visitas han sumado dos empates y tres victorias.

Tampoco hay que olvidar que Iago Aspas se inspira todavía más contra el conjunto donostiarra, uno de sus rivales favoritos después de conseguir nueve goles y dos asistencias en los 18 duelos que ha participado.

Como en los tiempos de Luis Enrique Martínez sucedía con Andalucía, ahora es Euskadi la comunidad donde los célticos obtienen mayores rentas en los últimos tiempos. Tres victorias y dos empates han firmado en sus últimos desplazamientos a las generosas tierras vascas.

Simón Espinosa

Por el contrario, Oyarzabal, la estrella local, se ha quedado seco en la Liga cuando apuntaba a convertirse en uno de los máximos goleadores españoles del campeonato. El guipuzcoano acumula nueve jornadas sin marcar en el campeonato regular. Entre medias, tuvo la oportunidad de meter de penalti el gol que le dio un nuevo título de la Copa del Rey al conjunto txuri-urdin.

Para la visita a Anoeta, Coudet ha convocado a 21 futbolistas, incluidos Patrick Sequeira, portero del filial, y el joven guardameta Brais Rodríguez. Aunque la principal novedad en la lista es la presencia de Santi Mina, tras superar una lesión en el sóleo que le impidió jugar en Cádiz. El vigués formará pareja de ataque con Aspas. En la línea de medios repetirán Denis Suárez, Brais Méndez y Nolito. Todos ellos, según Alguacil, han contribuido a que el Celta no tenga que depender tanto de Aspas. En el pivote estará Tapia. Araújo, recuperado del problema muscular que le impidió completar el partido en el Carranza, formará pareja de centrales con Murillo, con Mallo y Aarón Martín en los laterales. Iván Villar, uno de los destacados el pasado domingo, estará en la portería.

Imanol, por su parte, solo ha convocado a 19 jugadores. El técnico vasco suele elegir un dibujo táctico en función del rival. Es probable que apueste por dos delanteros en esta ocasión, con Carlos Fernández acompañando a Isak. Portu y Oyarzabal son candidatos a ocupar los interiores, con Guevara y Zubimendi en el doble pivote. Gorosabel y Monreal, en los laterales, con Zubeldia y Le Normand en el eje, completarían la zaga. Remiro estará en la portería de un equipo que el lunes celebra los 40 años de su primer título de Liga, logrado en El Molinón e inmortalizado con el “gol de la Real” que gritó el periodista Josean Alcorta tras el agónico tanto de Zamora.

El Celta tendrá ventaja ante la Real Sociedad si presiona en el inicio de la jugada del rival con la misma intensidad que lo hizo frente al Sevilla. Con el balón en tres cuartos de campo rival y con espacios, los célticos son un equipo letal.

La Real ha dado muestras de llegar con mucha fatiga a la recta final de su larga temporada (42 partidos en tres competiciones desde el pasado septiembre). El Celta podrá aprovecharse de esa debilidad si recupera la frescura en las piernas.

Compartir el artículo

stats