Eduardo, el Chacho, Coudet abandonó ayer Balaídos con un sentimiento agridulce, amargo por la derrota; pero dulce por el buen juego desplegado por su equipo, del que el preparador argentino se mostró “orgulloso”.

“No nos gusta perder ni el dolor de perder, pero con muy buenas sensaciones. El equipo lo hizo muy bien ante un rival que es un equipazo. Lo tengo que volver a ver. Lo vieron ustedes por televisión. Debió ser un partido espectacular para ver”, apuntó el técnico céltico tras el choque. “Los dos queríamos ganar, los dos lo fuimos a buscar. No nos ayudó mucho la fortuna, sobre todo la del segundo gol. El primer gol me parece que había, por lo que veo, que había salido el balón. Son detalles que, a veces, te tienen que acompañar”, precisó.

El Chacho valoró también que sus jugadores plantasen cara y tuviesen durante muchos momentos contra los cuerdas a uno de los mejores equipos de LaLiga. “Sostuvimos un partido donde es evidente una gran diferencia de plantilla. Hemos sostenido el partido, a pesar de que cada vez que hay cambio entra otro que te puede hacer la diferencia en el Sevilla. Hicimos un partido a la altura”, dijo.

Más que con el resultado, el entrenador del Celta se queda con las sensaciones. “El dolor o el no poder estar contentos por el resultado a lo mejor nos castigó de más, nos podríamos llevar el empate pero si las sensaciones son buenas hay que seguir trabajando. Estamos en un camino bueno donde tenemos que seguir creciendo”, observó.

A la hora de fijar el objetivo para este final de curso, el técnico céltico insistió en no ver más allá del siguiente partido. ““estoy muy contento con lo que estamos haciendo. Vamos a intentar ganar el próximo partido. No podemos pensar más allá. Siguen sucediendo cosas. Seguimos teniendo dificultades. Seguramente vamos a perder a Mina. Vamos a intentar”, indicó Coudet, que no quiso valorar el codazo de Fernando a Ferreyra. “Ustedes son lo que lo vieron y ustedes son los especialistas para opinar. No puedo opinar porque ni siquiera la vi”, se limitó a señalar.