Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El “Chacho”, en números europeos

Eduardo Coudet da instrucciones a sus jugadores desde el banquillo de Mendizorroza en el partido del pasado domingo. |  // ÍÑI LARREINA

Eduardo Coudet da instrucciones a sus jugadores desde el banquillo de Mendizorroza en el partido del pasado domingo. | // ÍÑI LARREINA Iñi Larreina

El Celta recibe en la próxima jornada al Sevilla, el rival que alumbró el debut de Eduardo el Chacho, Coudet hace casi cinco meses, con la tranquilidad del deber cumplido. Tras doblegar el domingo al Atlético de Madrid, el pujante conjunto de Julen Lopetegui va a calibrar las opciones del cuadro celeste de luchar esta temporada por algo más que la permanencia cuando restan nueve encuentros para la conclusión del campeonato y se han cumplido veinte desde que el preparador argentino relevó a Óscar García al frente del banquillo de Balaídos.

En estos 20 primeros compromisos ligueros Coudet se ha destapado como uno de los mejores técnicos de LaLiga y uno de los más rentables, en lo que a consecución de puntos se refiere, de los que han dirigido al cuadro celeste desde el último ascenso.

El dato que ofrece la cuenta estadística Afouteza e Corazón es ilustrativo: el Chacho es el sexto mejor técnico del campeonato español en los 20 partidos que se han disputado desde que se hizo cargo del Celta. En este tramo competitivo, el preparador argentino ha sumado la mitad de los puntos que se han puesto en juego (30 de 60 posibles): 8 victorias, 6 empates y 6 derrotas que han reportado al conjunto celeste un promedio de 1,5 puntos por choque.

Los 30 puntos obtenidos por Coudet los superan apenas Ronald Koeman (Barcelona), Diego Simeone (Atlético de Madrid) y Julen Lopetegui (Sevilla), con 45; Zinedine Zidane (Real Madrid), que ha logrado 44; y Manuel Pellegrini (Betis), con 34. Por detrás del preparador celeste, de entre los equipos de la zona alta, se sitúan Unai Emery (Villarreal) y Paco López (Levante), ambos con 28 puntos, e Imanol Alguacil (Real Sociedad), con 25.

El preparador argentino es el sexto mejor de LaLiga, con 30 puntos, en los 20 encuentros que lleva al frente del Celta

decoration

Desde el minuto uno, Eduardo Coudet ha dotado al Celta de un esquema y un equipo tipo perfectamente definidos y unas señas de identidad claras (presión alta, despliegue físico en la recuperación tras pérdida, valentía y verticalidad con la pelota) y ha convencido a sus jugadores de su idea de juego para sacarles su mejor rendimiento en muchos meses.

Salvo Iago Aspas, que llevaba dos años tirando del carro prácticamente solo, todos los futbolistas del plantel han mejorado de forma considerable sus prestaciones con respecto a las de la pasada temporada y los primeros nueve partidos del presente curso.

La mejoría ha sido especialmente evidente en los hombres del frente ofensivo, que han multiplicado sus réditos. Santi Mina es seguramente el ejemplo más claro. El delantero vigués ha conseguido siete de sus ocho goles con Coudet y suma ya dos más que los conseguidos en todo el pasado curso. El exvalencianista, que añade a su cuenta dos asistencias, ha sido fijo en el once siempre que ha estado disponible tras alternar titularidades y suplencias en el tramo inicial de la temporada.

El caso de Brais Méndez, suplente con Óscar, también es sintomático. De la mano de Coudet, el mosense presenta una determinación en la disputa desconocida que ha multiplicado sus números goleadores (5 tantos en 8 partidos) y mejorado notablemente sus prestaciones defensivas.

-El técnico ha dotado al equipo vigués de una fisonomía, estilo y personalidad propios

decoration

No menos visible ha sido la mejoría de Denis Suárez. El gran mérito de Coudet ha sido encontrar al salcedense una posición en la que realmente pueda brillar. Como medio centro ofensivo, por delante de Tapia, Denis ha ofrecido sus mejores prestaciones desde su regreso y ha mostrado una nueva versión de sí mismo, mucho más intensa y esforzada en lo físico, que está proporcionando importantes réditos. Y la lista continúa...Mallo, al que la restitución de la capitanía ha devuelto a su mejor versión; Nolito, que ha rejuvenecido en su complicidad con Aspas; Tapia, en constante crecimiento; o la confirmación de Araújo y Murillo como pareja de centrales. Incluso suplentes como Beltrán (3 goles desde el banquillo) han mejorado de forma notable.

Pese a que el factor cancha se ha diluido con la ausencia de público, el Chacho ha concedido una gran importancia a los partidos de casa, donde ha cimentado el crecimiento de su equipo. Coudet ha logrado en Balaídos 18 de sus 30 puntos, aunque en los últimos partidos el Celta ha mejorado muy visiblemente como visitante, hasta el punto de encadenar el domingo en Mendizorroza dos victorias consecutivas a domicilio después de 38 meses sin lograrlo.

Compartir el artículo

stats