Ximo Navarro y Rodrigo Ely fueron los únicos futbolistas que causaron baja en el entrenamiento que ayer completó el Alavés en Ibaia. El polivalente zaguero granadino no puede ejercitarse con sus compañeros por culpa de una gastritis que, en principio, no le tendría que impedir estar disponible ante el Celta, aunque el club informó de que “la evolución que presente en el día a día marcará su incorporación al grupo”.

Por otro lado, el sueco John Guidetti completó toda la sesión por primera vez después de su rotura muscular y todo indica que estará a disposición del técnico para medirse a los celestes.