Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Diez partidos para convencer

Aaron Martín y Facundo Ferreyra se juegan su continuidad en el tramo final del curso

Facundo Ferreyra, en las instalaciones de la ciudad deportiva del Celta. |  // RC CELTA

Facundo Ferreyra, en las instalaciones de la ciudad deportiva del Celta. | // RC CELTA

Los diez últimos partidos de Liga marcarán el futuro en el Celta de Aarón Martín y Facundo Ferreyra, cuyos contratos expiran en el mes de junio y no tienen, hoy por hoy, asegurada su continuidad a las órdenes de Eduardo Coudet la próxima temporada. Ambos jugadores desean quedarse, pero su permanencia en el club vigués va a depender, en buena medida, del rendimiento que sean capaces de ofrecer de aquí al mes de junio.

No muy distinta es la situación de Jeison Murillo, aunque la continuidad del defensa colombiano es más un problema económico que de rendimiento. Si salen las cuentas, el zaguero seguirá un año más.

Facundo Ferreyra es, de los tres, el que afronta una situación más complicada. El delantero argentino se desvinculó en enero pasado del Benfica buscando reactivar su carrera en LaLiga con el Celta, pero la inactividad de las últimas temporadas le ha pasado factura y su participación en la vida competitiva del equipo es todavía escasa.

El argentino suma un gol clave (conseguido al poco de saltar al campo en su debut como céltico) frente al Atlético de Madrid, pero no ha despuntado cuando ha tenido la oportunidad de jugar. Seis de sus siete encuentros los ha disputado como suplente, entrando desde el banquillo en sustitución de Mina, y solo uno, cuando el vigués faltó frente al Valencia, como titular. Necesita acumular más méritos.

Mejores perspectivas de seguir presenta Aarón Martín. Sin competencia en el lateral zurdo tras la marcha de Olaza, el catalán ha ido creciendo con el paso de los partidos y parece una alternativa solvente para el flanco izquierdo de la zaga. El problema es que a Martín le restan aún dos años de contrato con el Mainz 05 y debe regresar en junio al club alemán, a menos que el Celta decida ejercer la opción de compra que tiene sobre el lateral por 7 millones de euros.

El Celta ya ha decidido que no va a pagar esta cantidad por hacerse con el futbolista, pero está abierto a explorar otras posibilidades como una renegociación a la baja del precio. La fórmula preferida por el club celeste sería, en todo caso, una prolongación de la cesión, aunque queda por ver si el equipo alemán está por la labor. Aarón, en todo caso, está dispuesto a hacer un esfuerzo por quedarse en el Celta y buscará “cualquier solución”, según él mismo confirmó a este diario, que le ayude a seguir defendiendo la casaca celeste en LaLiga.

El caso de Jeison Murillo es, esencialmente, un problema de dinero. Aunque el colombiano ha sido indiscutible desde que se incorporó al equipo en el mercado de invierno de 2020, el Celta asegura que no está en condiciones de hacer frente a la opción de compra que tiene sobre Murillo y el elevado salario del futbolista complica más, si cabe, la operación.

La continuidad de Murillo pasaría por una tercera cesión (en la que el Sampdoria volviese a asumir parte del salario del futbolista) el próximo curso. El jugador ha afirmado que se siente a gusto en Vigo y en el equipo y desea seguir en el Celta, y se mostrado abierto a la posibilidad de una tercera cesión.

Compartir el artículo

stats