El Celta B vuelve a Barreiro (12.00 horas), donde el miércoles pasado obtuvo un importante triunfo ante el Guijuelo que le ha aupado a la segunda posición, a solo dos puntos del líder, el Unionistas de Salamanca. Los de Onésimo Sánchez reciben al otro equipo de la capital castellana, el Salamanca UDS, que ocupa la penúltima plaza del grupo. Una victoria de los celestes les situaría como líderes provisionales, a la espera del resultado del duelo de rivalidad regional que por la tarde disputan el primero y el tercer clasificados: Unionistas y Zamora.

El filial céltico espera mantener la racha de resultados que le ha llevado a sumar 16 de los 18 últimos puntos disputados y que le elevaron a la zona noble de la tabla. A pesar de que sus mejores resultados los ha logrado últimamente fuera de casa, los de Onésimo no caen en Barreiro desde el pasado 6 de diciembre, ante el Compostela.

El entrenador vallisoletano puede perder para esta cita a Alfon González, que ayer fue convocado con el primer equipo para el partido de Mestalla ante las bajas en ataque de Aspas, Brais Méndez y Emre Mor.

Sin embargo, el Celta B vive un momento en el que todo le sale de cara, mostrando además una gran profundidad de banquillo. Eso permite a su técnico repartir esfuerzos y apostar por las rotaciones.

La única baja confirmada en los célticos es la del centrocampista juvenil Gabri Veiga, expulsado el miércoles con tarjeta roja directa. Con la duda de si podrá disponer del atacante Alfon, Onésimo volverá a presentar un once competitivo ante uno de los rivales más flojos del grupo.