Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aspas y Suárez, duelo de ‘pistoleros’

Iago Aspas y Luis Suárez

Iago Aspas y Luis Suárez se reencuentran el lunes en el Metropolitano, donde el Atlético de Madrid intentará sumar otra victoria que le consolide como líder destacado ante un Celta que busca la primera victoria de 2021 después de protagonizar un mes de diciembre incluso mejor que el de su próximo oponente. La lesión de Aspas en Valdebebas, el 2 de enero, acabó con la buena racha de los célticos, que vuelven a contar con su goleador y jugador más determinante después de que estuviese casi un mes de baja por una lesión muscular.

Coincidieron en Liverpool y desde entonces acumulan 259 goles entre ambos en la Liga - El uruguayo suma 14 goles y 2 asistencias, por 9 y 6 del moañés

Aspas y Suárez tienen alguna similitud como futbolistas, pero destacan por encima de todo por sus particularidades. El gallego marca, asiste y es la pieza angular de su equipo. El uruguayo es uno de los mejores artilleros de las últimas décadas, pero en el Atlético de Madrid no alcanza la trascendencia de Aspas en el Celta.

De hecho, los números de ambas en lo que va de curso permiten entender el papel de uno y otro. Luis Suárez lidera la clasificación de goleadores, con 14 tantos, después de obtener un doblete contra el Cádiz. Iago Aspas acumula 9 tantos, pero se ha pasado casi todo el mes de enero sin jugar por unos problemas físicos. Anotó por última vez el 30 de diciembre, frente al Huesca.

Reapareció la semana pasada ante el Granada, pero las defensas se impusieron a las delanteras y el moañés no pudo recortar diferencias con los primeros del Trofeo Pichichi. Sin embargo, el céltico es líder en asistencias. Ya acumula seis, por solo dos de Suárez. El uruguayo ha participado en 16 de los 40 goles del Atlético, mientras que Aspas ha estado involucrado en 15 de los 24 tantos del Celta. La influencia del moañés en los tantos de su equipo alcanza hasta el 62,5 por ciento, frente al 40 por ciento del uruguayo.

El rojiblanco es un goleador, un depredador del área, mientras que el céltico añade a su faceta como goleador un mayor intervencionismo en el juego de su equipo como segundo atacante e incluso como mediapunta. Pero ambos son intensos en el juego, pasionales y aman su profesión. Y con un pasado común.

Nacieron en 1987, un año extraordinario para el fútbol, pues comparten edad con Messi, Benzema, Cavani, Piqué, Vardy, Arda Turan, Bonucci o Khedira. Se conocieron en el verano de 2013, mientras jugaban en el Liverpool, y desde la siguiente temporada han sido rivales en la liga española.

Aspas y Suárez se reencontrarán el lunes en el Metropolitano, donde pudieron volver a compartir vestuario después de que el Atlético de Madrid se interesase por el goleador del Celta antes de decidirse por el portugués Joao Félix, como reconoció el genio de Moaña el pasado noviembre.

Brendan Rogers desperdició la gran oportunidad de convertir a la pareja Suárez-Aspas en una de las mejores de la historia de Anfield. El entonces entrenador del Liverpool solo aprovechó el caudal goleador del uruguayo, que cerró la temporada 2013-14 con 31 goles, que le valieron para ganar la Bota de Oro. No contó con el gallego, al que solamente le dio la oportunidad de compartir 109 minutos junto al pistolero de Salto.

En la localidad fronteriza con Argentina, a unos 120 kilómetros al norte de Paysandú, donde nació Maxi Gómez, el delantero del Atlético de Madrid aprendió a moverse como una fiera enjaulada cuando pisa el área rival. A 9.000 kilómetros de distancia, en el arenal de A Xunqueira de Moaña, Aspas descubría los secretos del fútbol de calle, en el que la diferencia de edad se supera con la habilidad en el manejo del balón.

En los siete años que llevan en la Liga española tras su experiencia en la ciudad del Mersey, Suárez y Aspas acumulan entre ambos 259 goles en la Liga. Con ese caudal goleador, el Liverpool sería ahora seguramente el equipo más laureado del planeta. Pero Rogers fue incapaz de hacerle un hueco en el once a Aspas. Al año siguiente, el moañés se marchó al Sevilla mientras que el uruguayo firmó por el Barcelona, que tuvo que desembolsar 80 millones de euros.

El Atlético de Madrid ha estado a punto de reunir a Aspas y a Suárez en el Metropolitano, pero el club de Cerezo no se atrevió a dar el paso, quizás pensando en la edad del gallego. Un año después, apostó por otro de los grandes goleadores del 87. El lunes se enfrentan ambos por undécima vez. El balance favorece al uruguayo: seis victorias, dos empates y dos derrotas.

Compartir el artículo

stats