La plantilla del Celta ha salido reforzada del mercado de fichajes de invierno, según defendió esta mañana el director deportivo del club, Felipe Miñambres, en una rueda de prensa telemática en la que señaló que el club también se ha beneficiado económicamente al rebajar el tope salarial de su plantilla. No ve riesgos en quedarse solo con un mediocentro específico tras la cesión de Okay, que no hubo acuerdo con Boca Juniors para prolongar la cesión de Olaza y que la situación de David Costas y Jorge Saenz se hubiese solucionado si ambos aceptasen alguna de las ofertas que le llegaron. Espera Miñambres que Tapia continúe por mucho tiempo en Vigo, pues hubo interés de varios equipos pero no ofertas formales por el peruano, y que Okay regresará a Vigo cuando en verano concluya su cesión al West Bromwich Albion.

“Hay momentos que se pretende a un jugador no se acaba consiguiendo. Las circunstancias cambiaron a lo largo del último mes. El jugador no contaba para el entrenador, empezó a jugar, lo hizo bien y eso lo complicó”, explicó Miñambres sobre la imposibilidad de fichar a Cervi, del Benfica, al que el club intentará fichar para la próxima temporada. “Había futbolistas en el mercado, pero teníamos claro que era Cervi o Cervi”. El atacante argentino, así como su compatriota Facundo Ferreyra, fueron peticiones del entrenador céltico, Eduardo Coudet, que no aprobó otras opciones que el club le puso sobre la mesa ante la imposibilidad de conseguir a Cervi. “Hubo más nombres. No hay dinero para tirar cohetes, pero había otras opciones que no cuadraban al cuerpo técnico”. En este sentido, el responsable céltico subrayó que la incorporación de Ferreyra estaba planteada independientemente de lo que sucediese con Cervi, pues tenían previsto reforzar la delantera en este mercado.

¿Sale el Celta reforzado o debilitado del mercado de fichajes de invierno?

  • 84
  • 85
  • 1028

Respecto a la marcha de Olaza, Miñambres indicó: “Nosotros hablamos con Boca Juniors para tratar de llegar a un acuerdo en el que nos sintiéramos cómodos las tres partes, pero no pudimos lograr ese acuerdo. Ha sido un problema económico-deportivo, no podíamos afrontarlo y no hubo acuerdo”, que obligaba al Celta a abonar los 4 millones por el traspaso si el jugador disputaba dos partidos más en esta temporada.

“Estamos más equilibrados y tal y como se presentaba el mercado, salieron dos jugadores y vinieron tres. El mercado no es perfecto, pero ha sido bueno en lo deportivo y muy bueno en lo económico. Creo que ahora tenemos una plantilla más equilibrada”, dijo el director deportivo al reconocer que el club ha podido rebajar la masa salarial que le impedía realizar más incorporaciones ante el tope económico impuesto por LaLiga.

Te puede interesar:

Sáenz y Costas seguirán en la plantilla y Miñambres califica su situación de “tema deportivo". "No están apartados, los entrenamientos los programa el cuerpo técnico, no nosotros. Es una situación en la que nadie está cómodo y entrenan con el plan que les prepara el cuerpo técnico. El entrenador les dijo que no contaba con ellos. A mí, siendo jugador, no me pasaría esto. Cada uno tiene una idea de cómo afrontar su carrera. Si no cuentan conmigo, para mí lo más importante era jugar. Yo me hubiera ido. Lo he hablado con ellos. Han tenido propuestas pero no se han querido ir”.

Respecto a las críticas al club por las operaciones realizadas en este mercado de fichajes, Miñambres considera que el Celta “tiene peor imagen en Vigo que fuera. Es un club reconocido y en Inglaterra, por ejemplo, no lo ven tan mal como se ve aquí”, añadió el director deportivo del conjunto vigués, que espera que el equipo de Coudet no pase apuros esta temporada. “Si el equipo está a buen nivel, las cosas irán mejor. La plantilla tiene nivel para no pasar apuros, pero eso hay que demostrarlo en el campo”.