El Celta ha cerrado con Racing de Avellaneda el traspaso del centrocampista Augusto Solari, una petición personal de Eduardo Coudet. El futbolista de 29 años concluía contrato el 30 de junio próximo y ya había alcanzado un principio de acuerdo con el conjunto gallego, que ha querido adelantar su llegada a Vigo y convertirlo en el segundo refuerzo de invierno. Solari fue el autor del gol que dio el título de la Superliga argentina a un Racing que entonces dirigía Coudet. El técnico, según la prensa de su país, habló directamente con el jugador para que acelerase su llegada al fútbol español. El conjunto argentino recibirá una pequeña compensación económica por los seis meses que le restaban de contrato al jugador.

La incorporación de Solari supone una modificación en los planes iniciales del Celta para este mercado de invierno. El club buscaba un delantero como refuerzo más necesario debido a la escasez de efectivos en la plantilla y ante la lesión de Iago Aspas. Sin embargo, ha prevalecido el interés de Coudet de contar con un jugador de su plena confianza y que se ajusta perfectamente a su plan de juego. El entrenador argentino repite en el Celta lo realizado en los anteriores clubes por los que pasó. De hecho, en Racing no paró hasta que contratasen al excéltico Marcelo Díaz para que liderase el mediocentro del conjunto de Avellaneda.

Augusto Jorge Mateo Solari (Rosario, 3 de enero de 1992) es sobrino segundo del exjugador y entrenador del Real Madrid Santiago Solari. Proviene de una de las familias más futboleras del mundo. El agosto de 2019 sufrió una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda que le mantuvo un año de baja. Reapareció el pasado mes de septiembre y desde entonces ha disputado 9 partidos de competición oficial.

Formado en la cantera de River Plate, Augusto Solari pasó también por Estudiantes de la Plata antes de ser traspasado a Racing de Avellaneda en 2017 por unos 2 millones de euros. En el equipo de Avellaneda ha jugado la mayoría de las ocasiones como interior derecho, aunque también se ha prodigado como extremo y lateral del mismo costado. En 67 partidos ha anotado 10 goles, frente a los 6 que obtuvo en los 51 encuentros con Estudiantes y solamente 1 en las 46 participaciones con River.

Augusto Solari y Eduardo Coudet, que coincidieron dos años en Racing Club, forman parte de la historia del equipo de Avellaneda que el 31 de marzo de 2019 se proclamó campeón de la Superliga argentina tras empatar con Tigres (1-1). El nuevo jugador del Celta fue el autor del gol que dio el título al equipo que entonces entrenaba el ‘Chacho’ Coudet, que también pretende la llegada a Vigo de otro de sus expupilos, Franco Cervi.

La incorporación del extremo zurdo del Benfica, que triunfó en Rosario Central, también dirigido por el actual técnico del Celta, se complica para los celestes ante la negativa del conjunto lisboeta a negociar una cesión. Desde Portugal aseguran que el campeón luso cuenta con una oferta del New York City de entre 8 y 10 millones de euros por un futbolista que apenas cuenta para el entrenador Jorge Jesús. De hecho, Cervi solo ha completado un partido de Copa en lo que va de temporada, con esporádicas apariciones en la competición regular y en la Liga Europa.

Mientras tanto, Coudet podrá contar con una de sus peticiones: Augusto Solari, pendiente de que Racing Club envíe a Vigo los contratos firmados para ser presentado como jugador del Celta.

El segundo refuerzo no ocuparía plaza de extracomunitario

El interés del Celta por Augusto Solari alimentó ciertas dudas respecto a la posibilidad de realizar ese fichaje salvo que abandonase el club uno de los tres futbolistas que ahora mismo ocupan plazas de extracomunitarios: el peruano Renato Tapia, el mexicano Néstor Araújo y el uruguayo Lucas Olaza. Eso sucedería en el caso de que Solari ocupase plaza, pero el atacante cuenta con pasaporte italiano con lo que podría inscribirse en este mercado sin inconveniente. El verano pasado, el Celta tuvo que buscarle un acomodo urgente al ‘Toro’ Fernández para que Renato Tapia pudiese debutar en el primer partido de la Liga contra el Eibar. El peruano sigue pendiente de adquirir la nacionalidad holandesa, donde residió por espacio de siete temporadas. En A Sede confiaban en que Tapia completase los trámites burocráticos pendientes a lo largo de este curso para poder disponer de una plaza libre de extracomunitario. También Néstor Araújo está en medio del proceso para conseguir el pasaporte comunitario para no ocupar plaza. Con las peticiones de Coudet de contar con futbolistas que ha entrenado durante sus etapas en clubes de Argentina y de Brasil, al Celta le urge más que nunca liberar esas plazas de futbolistas foráneos. Cervi, otro de los objetivos del club vigués, sí ocuparía plaza lo que complica muy seriamente la opción de llegar al equipo en estos momentos.