Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Brais Méndez | Atacante del Celta

"La ausencia de Aspas no nos puede quitar el sueño"

Brais Méndez

Brais Méndez

Brais Méndez pone buena cara al mal tiempo del mes de enero y afronta con optimismo el duelo frente el Betis, que el Celta afronta sin Iago Aspas, pero con la convicción de revertir la tendencia negativa de los últimos partidos para acabar la primera vuelta con 26 puntos. El atacante de Mos admite que la sombra del moañés es alargada, pero afirma que no puede condicionar el juego del equipo y se muestra convencido de que el Celta tiene recursos para ganar partidos sin él si corrige los errores cometidos contra el Madrid y el Villarreal, imprimiendo la intensidad necesaria a su juego.

– Por motivos de calendario han tenido más días de lo habitual para rumiar la última derrota. ¿Cuál es el estado de ánimo del equipo?

– Pues con ganas de volver a ganar y de recuperar las sensaciones buenas. Esta última semana ha sido complicada, pero sabemos lo que tenemos que corregir y tenemos ganas de que llegue el partido para cambiar la situación.

– ¿Qué conclusiones han sacado del partido contra el Villarreal?

– Que no se puede bajar la intensidad en ningún momento porque cualquiera te la lía. Tenemos que ser igual de intensos que lo estábamos siendo, desde el minuto 1 hasta el 95, que es lo que nos hizo encadenar esta racha de victorias y es lo que nos hizo sumar.

– ¿Ha sido solo un problema de intensidad? ¿No se pagaron caro también errores defensivos muy gruesos?

– Bueno, no solo de intensidad. No salieron las cosas. Es verdad que en dos errores se nos va el partido y tenemos que corregir eso. Errores puede tener todo el mundo, como suele decirse, pero hay que controlar sobre todo dónde se tienen. Hay que saber eso, controlarlo y, por mucho que queramos jugar al fútbol bonito, si en un momento dado hay que pegar un pelotazo y sacar líneas, hacerlo.

"Tenemos que ser intensos, corregir errores y y saber que tenemos una final que ganar"

decoration

– ¿Qué les dijo Coudet después del partido contra el Villarreal?

– Nada, que estemos tranquilos, que vamos a salir adelante. Al final, en el fútbol se puede perder, aunque sí nos queda rabia por la forma en que se produjo la derrota. Aparte de esto, tenemos que se conscientes y valorar el cambio que hemos pegado, que ha sido muy grande, y saber que el miércoles tenemos una final que tenemos que ganar y que vamos a ir a por ello.

– ¿Les deprime la baja de Iago Aspas ? ¿Tiene el Celta un problema de falta de confianza cuando él no está?

– Bueno, Iago es un jugador que te aporta mucho en muchos aspectos y siempre se va a notar su baja, eso es obvio, pero creo que tenemos jugadores para que se note mucho menos de lo que se están notando. Todos tenemos que poner un poco más de nuestra parte y hacer que no se le eche tanto de menos.

– ¿Tiene entonces el Celta recursos futbolísticos para ganar partidos sin Iago?

– Claro. Obviamente es una baja importantísima porque estamos hablando de uno de los mejores delanteros de LaLiga, pero eso no puede condicionar al resto del equipo. Creo que tenemos jugadores de sobra como para que su baja no se note tanto y se quite ese pensamiento de que el Celta no es capaz de ganar sin Iago.

– ¿Esto lo han hablado ustedes en el vestuario?

– No es una cosa que nos quite el sueño. Habrá otros momentos en los que esté lesionado o no pueda jugar por tarjetas y tendrá que jugar otro compañero. Son cosas del fútbol y los que estén son los que tienen que arrimar el hombro y sacar los partidos adelante.

– ¿Le ha cambiado mucho la vida desde que Coudet se ha hecho cargo del equipo?

– Me ha cambiado en el aspecto de la participación. Ahora estoy teniendo muchos minutos y estoy feliz por ello porque al final hago lo que más me gusta. Antes no tenía minutos y no era feliz. Cualquier futbolista quiere jugar y, si no lo hace, es complicado.

– Pero además de darle responsabilidad, da la impresión de que Coudet utiliza un esquema que le viene bien y lo ha pone en una posición en la que puede brillar.

– Sí, el míster tenía muy clara la idea. Sabía qué jugadores tenía, cómo sacarles rendimiento y creo que lo está consiguiendo. Yo estoy agradecido por ello porque es una posición en la que me siento muy cómodo, en la que tengo libertad para ir por dentro, pero también para asociarme por fuera. Siento que es mi posición natural y le agradezco que me haya demostrado confianza desde el primer momento.

Brais Méndez

– Imagino que en general le agradecen también que para defender su idea haya recurrido a un esquema de juego y a un grupo de jugadores, con ligeros retoques, claramente definido.

– Bueno, ahora es muy bonito para los que estamos jugando, pero los compañeros suplentes, digamos, son los que más nos están dando, en el sentido de que son los que más aprietan en los entrenamientos, los que hacen que aumente la competencia interna, que es lo más importante. Un equipo sin eso no es nada. Por eso creo que cuando le toca jugar a uno se nota que está preparado porque se ha entrenado para ello.

– Sin embargo, la impresión general es que al Celta le falta fondo de armario y la prueba es que el entrenador está tirando de gente muy joven para dar relevo al grupo a esto grupo de 14 o 15 jugadores más o menos fijos con los que cuenta.

– Sí que es cierto que se está tirando del filial, pero eso ya es un tema de planificación deportiva en la que yo no tengo que ver.

– Ha dicho Araújo que en los últimos partidos los rivales han cambiado la forma de defender al Celta. ¿Les han cogido un poco el tranquillo los rivales?

– Un poco sí. Obviamente si tú sabes que un equipo juega de determinada manera tratas de ver el modo de contrarrestarlo para que no se encuentre cómodo. Nosotros tenemos jugadores de gran pie, que nos gusta jugar por dentro y asociarnos, y nos están tapando mucho eso. Pero tenemos que ser listos, ser inteligentes y, si nos tapan eso, debemos encontrar el modo de jugar por fuera con los laterales. Tenemos muchas variantes y esto no puede ser un impedimento para que, si te tapan la primera opción, ya no haya nada más.

–Le hemos visto, por primera vez en su carrera, jugar como delantero centro. ¿Se ha encontrado cómodo?

– Pues la verdad es que me he sentido muy cómodo. Es una posición más adelantada a la que suelo jugar, pero tengo claro lo que tengo que hacer jugando ahí. Jugar con Santi o con Iago al lado es muy sencillo. Ellos me lo ponen fácil y se trata de ser inteligente, de saber leer los partidos. Gracias a Dios ha salido bien.

– Y ha explota una faceta desconocida hasta ahora: el juego aéreo. Ahora hasta marca de cabeza.

– Sí que es una faceta desconocida. No recuerdo el último gol que había marcado de cabeza. De hecho, no sé si lo hay. Pero es un aspecto del juego que me gusta, en el que he trabajado mucho y que es fundamental. Lo vengo trabajando desde hace tiempo y vengo mejorando mucho. Quizás este año se ha notado más, pero siempre he ido a las disputas, las haya ganado o no. Se trata de ir e ir convencido.

"No soy un jugador aguerrido, pero siempre intento dar el máximo y creo que lo he dado"

decoration

– Pero da la sensación de que ha ganado un punto de intensidad en la disputa de la pelota. De hecho, se le ha reprochado ser un jugador un tanto blando.

– Bueno, yo no soy uno de esos jugadores aguerridos que van al suelo por cada balón, pero siempre he intentado dar el máximo y considero que lo he dado. Jamás entro al terreno de juego a ir andando o a arrastrarme. La gente puede opinar que me falta un punto más o dos o los que le venga en gana, pero yo estoy tranquilo.

– La diferencia, quizás, es que ahora tiene más confianza a la hora de atacar la pelota.

– Sí, más confianza y a que cuando las cosas iban bien nadie me achacaba que era poco aguerrido. Pero cuando van mal, alguien lo tiene que pagar

– ¿Cree que, de algún modo, las críticas se concentraron injustamente en usted cuando en realidad lo que no estaba funcionando era el Celta como equipo?

– Yo considero que fue un poco injusto, pero al final la gente es libre de opinar. Si quieren aplaudirme, que me aplaudan, y si no, no pasa nada. La gente tiene elección y puede opinar lo que quiera y no hay ningún problema por esto. Que me gustaría recibir más apoyo, por supuesto, pero no pasa nada.

– Después de tantos meses jugando sin público, lo mismo hasta lo echa de menos, a la gente digo, no los silbidos.

– Sí, resulta muy extraño, aunque ya nos hemos acostumbrado un poco a ello. Resulta extraño y feo ver tanta grada vacía. Se echa de menos a la gente.

"Nuestro objetivo es no pasar apuros, pensar otra cosa es perder el tiempo"

decoration

– El Celta, tras ese diciembre mágico, ha conseguido un importante colchón de puntos que incluso lo ha acercado a puestos europeos. ¿Han modificado su objetivo?

– Nuestro objetivo está muy claro: no pasar los apuros de estos últimos años. Pensar otra cosa sería engañarnos y complicarnos la vida. Después de pasar dos años sufriendo como lo hemos hecho, no tenemos que ver objetivos mayores. Tenemos que salvarnos cuanto antes y luego el tiempo dirá. Pensar en otra cosa es perder el tiempo.

"Tal como empezó LaLiga, acabar la primera vuelta con 26 puntos, incluso con 23, nos libera y nos da traquilidad"

decoration

– Acabar con 26 puntos la primera vuelta no estaría mal.

– Tal como empezó LaLiga acabar con 26 puntos, incluso con 23, que son los que tenemos es un gran paso. Nos libera y nos da tranquilidad.

– El Betis tiene también 23 puntos y persigue el mismo objetivo. ¿Cómo ve el partido? ¿Cuál es la clave para llevarse esos 3 puntos?

– Creo que va a ser un partido bonito porque a los dos equipos nos gusta proponer y la clave estará en no cometer errores y saber aprovechar los del contrario. Ellos tienen grandes jugadores pero, si les aprietas, pueden cometer errores y tenemos que aprovecharlo

– Da la impresión de que esta temporada al Betis le falta gol.

– Tienen grandes jugadores arriba. Está Borja Iglesias, está Sanabria, está Loren...

– Entre todos ellos suman menos goles que Aspas

– Pueden estar en una mala racha, pero eso cambia. Igual ahora no están inspirados, pero llega el partido y marcan dos de los tres. Tenemos que tener cuidado atrás, intentar dejar la portería a cero es muy importante y después aprovechar nuestras ocasiones. Saber a qué jugamos, lo que queremos e ir a por ello.

– ¿La idea es innegociable?

– Es la idea que tenemos y no vamos a cambiarla por nada ni por nadie. Nos ha ido bien así y no tenemos por qué hacerlo ahora.

Compartir el artículo

stats