Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubén Blanco | Portero del Celta

“El cambio ha sido enorme, sabemos qué hacemos y cómo hay que jugar”

El guardameta celeste afirma que los buenos resultados han disparado la confianza del equipo

Rubén Blanco se embolsa un balón durante el partido de Liga contra el Granada.

Rubén Blanco se embolsa un balón durante el partido de Liga contra el Granada. Ricardo Grobas

Rubén Blanco vive con serenidad su gran momento de forma y el del Celta, que el portero canterano atribuye, en gran medida, a la capacidad del nuevo técnico, Eduardo Coudet, para convencer al plantel de una idea de juego más agresiva que el equipo ha captado y puesto en práctica al vuelo. Los buenos resultados han disparado la confianza del grupo, que mira al equipo con optimismo, pero sin triunfalismo, con los pies en el suelo.

– ¿Cómo ha llevado tener que ver los toros desde la barrera en el tramo final de la temporada pasada, con el descenso en juego, y en el difícil comienzo de la actual?

– Ha sido complicado. Por desgracia me ha tocado vivir varias situaciones semejantes y siempre digo que se aprenden un montón de cosas, sales fortalecido. Pero coincidió en un momento delicado y se pasa mal. Sientes esa impotencia de no poder ayudar en un momento importante.

"Por fortuna, fuimos capaces de salvar la categoría. Y esta temporada, pues también ha estado ese sentimiento de impotencia y rabia por no poder ayudar."

decoration

– ¿Frustra más verse incapacitado o no poder echar una mano en un momento tan difícil?

– Sientes frustración, sobre todo al final de la pasada temporada porque el momento era muy complicado. Éramos conscientes de que íbamos a tener que pelear hasta la última jornada por salvar la categoría y siempre es frustrante no poder ayudar directamente. Pero se demostró que tenemos un grandísimo equipo y, por fortuna para el Celta, siempre hay un compañero que está preparado. Le tocó a Iván y estoy contento por él. Lo hizo muy bien.

  • Rubén Blanco suma 335 minutos sin encajar gole

    Dos rachas similares logró el pasado curso el céltico, felicitado ayer por Joselu

– ¿Fue injusto que se dudase de su falta de experiencia? Hasta el entrenador pidió que se fichase un portero. Fue el club que el que apostó por él.

– En cualquier posición y más en la portería tenemos que empezar a jugar en algún club y en algún momento. Los compañeros vemos cómo entrena y sabemos de su capacidad y de su valía. Me quedaría con que todos los jugadores tienen un comienzo. La portería es un poco diferente, es más difícil tener minutos, pero todos tenemos que pasar por ello en algún momento y de algún modo y cada uno tiene su historia.

– ¿Le dio usted o él le pidió algún consejo?

Cuando me lesioné fue el primero que vino a darme ánimos. La verdad es que tenemos una relación fantástica. No recuerdo ahora mismo de qué hablamos exactamente, pero no le hace falta porque él sabía perfectamente lo que tenía que hacer y lo demostró.

– ¿Se ha llegado a acostumbrar a que las lesiones le lleguen justo cuando mejor está jugando?

– Nunca te acostumbras. Siempre esperas que sea la última, pero forma parte del oficio. El momento nunca es el oportuno, pero intentas aprender de cada situación. Hay que asumirlo y adaptarse.

– Tampoco habrá sido fácil volver y encontrarse otra vez al equipo metido en el hoyo.

– Bueno, no estábamos en un buen momento, pero quedaba mucha temporada y aunque los resultados no estaban acompañando, había cosas que estábamos haciendo bien. Obviamente también había muchas otras que mejorar, pero con el paso de las jornadas hemos mejorado un montón y ahora estamos viviendo un gran momento. Ojalá que, con trabajo y alegría, podamos prolongar esta racha sin perder.

– Los jugadores son los mismos, pero el equipo parece otro. ¿Cómo se explica el cambio tan radical que ha pegado el Celta con Coudet?

– A veces suceden estas cosas. En el fútbol el puesto más fácil de cambiar cuando las cosas no funcionan es el entrenador. En este caso se produjo y desde que se produjo ha habido un cambio enorme. Sabemos qué hacemos, tenemos una idea muy clara de cómo queremos jugar y los resultados nos están acompañando. La verdad es que estamos encantados.

– Se confirma entonces que no les ha echado nada en la comida.

– [Risas] No, que va.

"Se están haciendo las cosas muy bien, pero no podemos relajarnos bajo ningún concepto"

decoration

– Entonces, ¿qué ha pasado? ¿Les ha convencido su idea? ¿Están más a gusto con el nuevo dibujo y siendo más agresivos en campo contrario?

– Bueno, cada entrenador tiene sus ideas, su forma de ver el fútbol. Hemos hecho una serie de cambios que han funcionado. Los resultados han llegado, estamos generando ocasiones, que antes nos costaba un montón, y nos están generando muchas menos. Estamos teniendo posesiones largas de balón y manejando los tiempos de los partidos. Cuando consigues encadenar buenos resultados todas las jornadas no es casualidad. Se están haciendo las cosas muy bien, pero no nos podemos relajar bajo ningún concepto porque todo está muy apretado y en el momento en que te relajes cualquier rival te gana. Hay que seguir así, todos a una, con la misma idea, concentrados. Sabemos lo que tenemos que hacer en cada momento. A todo esto le hemos añadido un punto de intensidad que nos faltaba y los resultados están acompañando.

"Cuando consigues encadenar buenos resultados cada jornada, no es casual"

decoration

– ¿Faltó sintonía con Óscar? –

- No me gusta remover el pasado. A Óscar tenemos que agradecerle todo lo que hizo por nosotros y por el club. Ahora tenemos que vivir el presente, que está siendo muy bueno, y pensar en el futuro con el nuevo cuerpo técnico.

  • "Estaba ya todo decidido antes del partido del Elche"

    "Yo tenía toda la fuerza del mundo y toda la confianza, el cuerpo técnico estaba totalmente convencido que nos íbamos a salvar, como sigo pensando que va a suceder aunque yo no esté", asegura en declaraciones a Radio Marca

– ¿Le faltaba al antiguo Celta de Óscar un punto de tono físico que ha adquirido con Coudet?

– Cada cuerpo técnico tiene su manera de trabajar. Personalmente no creo que estuviésemos mal físicamente. Creo, más bien, que es un cúmulo de cosas. Nosotros, los jugadores, no estábamos bien, faltaba confianza y los resultados no llegaban. Con el cambio de técnico ha habido también un cambio de dinámica. Viéndolo en retrospectiva, todo coincidió de la mejor manera y hemos sido capaces de darle la vuelta a la situación. Dicho esto, me gustaría recalcar que no hemos conseguido nada. Insisto, no nos podemos relajar. Queda mucha Liga y hay que seguir mejorando.

– ¿Se siente más arropado como portero con esta nueva propuesta de juego?–

Sí. Estamos muy cómodos defendiendo con el balón. Estamos teniendo mucho tiempo la pelota, intentando llevar la iniciativa del juego y de este modo somos capaces de crear más ocasiones y concedemos muchas menos. Al tener nosotros el balón, salvo que sea a balón parado, es más difícil crearnos ocasiones. En las últimas jornadas nos están haciendo muy pocas.

  • Coudet presenta un balance inicial de récord

    Ningún técnico sumaba 13 puntos de 18 posibles en sus seis primeros partidos desde tiempos de Fernando Vázquez

– Esta idea de Eduardo Coudet de la que están tan convencidos requiere de una gran forma física. ¿Hay gasolina para sostenerla en el tiempo con una plantilla corta, como la del Celta?

–Sí. Creo que tenemos un gran grupo. En el momento que un compañero no esté disponible, el resto está más que preparado para suplirlo. La clave es tener un grupo fuerte. Que todos estemos preparados para cuando nos toque. El calendario se está apretando y todos tenemos que estar preparados para sacar cada partido adelante.

– Les espera un calendario muy comprimido. ¿Qué objetivo se han marcado para enero?

– Nuestro objetivo es sacar adelante el siguiente partido. El míster nos ha dejado claro que no tenemos que ver más allá del siguiente partido y yo opino lo mismo. Ahora mismo solo pensamos en el Huesca.

– El Celta está ahora de dulce. ¿Sería un error hablar de Europa viendo las expectativas incumplidas de estos últimos años?

– Sí. Todos soñamos con vivir momentos como los que vivimos no hace tanto. Son maravillosos para el jugador y el aficionado. Venimos de dos temporadas muy difíciles y no hay que olvidar que hace unas jornadas íbamos últimos. Hemos revertir la situación y estamos en una posición cómoda, pero no nos podemos relajar porque, si perdemos dos partidos seguidos, nos podemos volver a meter en un lío.

Oyarzábal encara a Rubén Blanco en Balaídos Ri Grobas Ricardo Grobas

– ¿Es el Huesca el rival más fácil de los próximos?

– Para nada. Creo que no le corresponden los puntos que tiene con lo que ha hecho. Hacen muchas cosas bien, aunque el fútbol no les está reconociendo con puntos estas cosas. Es un equipo muy peligroso.

– Una última pregunta ¿Está estudiando penaltis?

– [Risas]. Claro. Es una faceta en la que evidentemente tengo que mejorar y en la que puedo ayudar al equipo. Fuera bromas, creo que los estudio bastante y los tendré que estudiar mejor aún, pero sin volverme loco porque no puede convertirse en una obsesión. Pero sí que creo que puedo ayudar al equipo y estoy trabajando en ello con Nando [Vila, el entrenador de porteros]. Vemos a dónde los lanzan los rivales, aunque ellos también ven por dónde nos tiramos nosotros. Es un juego psicológico complicado. Y aprovecho la ocasión para comentar que cada vez no lo están poniendo más difícil a los porteros.

Compartir el artículo

stats