Poco hay que contar del encuentro de ayer del Celta juvenil, que concluyó con la mayor goleada en lo que llevamos de temporada, y que afianza a los célticos en la primera posición del grupo, con dos puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el Deportivo.

El miércoles, los célticos adelantarán el partido del próximo fin de semana ante el Conxo, a las 19.30 horas en A Madroa.

Se le tenía respeto al partido de ayer, ya que el Calasanza se había convertido en el equipo revelación de la temporada, y estaba clasificado en la zona media del grupo. Los vigueses salieron muy concentrados, abriendo el marcador a los dos minutos de juego, y dejando el partido poco menos que sentenciado en el minuto diecisiete con el tercer gol.

El técnico local movió el banquillo tras el paso por el vestuario buscando la reacción de su equipo, pero lo que logró fue que los vigueses aumentaran su factura goleadora, llegando a los nueve tantos, algo inédito en lo que llevamos de temporada y que no se suele ver habitualmente en esta categoría.