El entrenador del Athletic Club, Gaizka Garitano, admitió que la derrota es “un golpe” después de la recuperación apuntada en las dos últimas jornadas y reconoció que su rival “fue mejor en la segunda parte y mereció ganar” el encuentro.

“Podía haber sido un punto de inflexión, pero no lo hemos podido conseguir. No estamos teniendo la regularidad de ganar partidos seguidos o no tenemos el potencial para conseguirlo. Pero también vamos a darle mérito al rival. En los 15-20 primeros minutos del segundo tiempo ha sido bastante más que nosotros”, asumió el vizcaíno.

Cuestionado sobre que el Athletic no disparara en todo el partido entre los tres palos, Garitano respondió que “ellos han tirado seis veces y nosotros diez”, aunque matizó que el Celta fue “más certero de cara a puerta” mientras que el Athletic “no acertó entre los tres palos”.

“Hemos tenido situaciones como para haber tenido algo más de brillo cerca del borde del área, pero no hemos terminado. Nos ha faltado finalización y ellos han defendido bien. Hay que darles el mérito que tienen”, incidió.

Por otro lado, al técnico vizcaíno no le preocupa que esta derrota le coloque de nuevo en el centro de las críticas y recalcó que “lo importante es que gane el equipo”. “No me preocupa lo mío, me preocupa el equipo. Yo siempre estoy en el foco. Lo importante es que el equipo gane partidos. Estamos jugando con mucha gente joven y es un peaje que hay que pagar”, señaló.

Por último, sobre el estado físico de Yuri Berchiche, sustituido el descanso, admitió que está “preocupados” porque el defensa “no acaba de arrancar” después de que el pasado domingo tuviera que ser también relevado en Getafe al sentirse mareado. “Pasó el COVID y desde entonces le están realizando diferentes pruebas”.