El Celta afronta mañana la decimosegunda jornada de LaLiga en San Mamés (21 horas, Gol) con la misma idea de juego que desarrolló con Coudet ante el Sevilla y el Granada. El entrenador argentino subraya que su plan es que el Celta juegue siempre “de la misma forma en cualquier campo y ante cualquier lugar, tomando las precauciones necesarias y pensando en generar cosas buenas”, dijo esta tarde el técnico argentino después del entrenamiento y una vez anunciada la lista de convocados para viajar a Bilbao.

Las principales novedades con respecto al partido del domingo pasado en Balaídos es el regreso de los canteranos José Fontán y Gabri Veiga. Además, continúa contando con los jóvenes Sergio Carreira, Miguel Rodríguez, Lautaro de León y el portero Álvaro Fernández. La ausencia más notable es la del turco Okay Yokuslu, sancionado con un partido por su expulsión ante los granadinos. Continúan lesionados Sergio Álvarez, Kevin Vázquez, David Juncà y Emre Mor.

Aunque Coudet admite que podría haber cambios en el once, es muy probable que mantenga a la mayoría de los que tan buena impresión dejaron ante el Sevilla y el Granada. La única duda es si Aidoo recupera la titularidad en el eje de la zaga, junto a Murillo, en sustitución de Araújo. Sobre el partido de mañana, el ‘Chacho’ Coudet habla del Athletic Club como “un gran rival, muy duro, que viene cosechando buenos resultados en casa (4-0 al Betis). Así que va a ser un partido difícil pero la intención siempre es la de tratar de solventar una idea”.

Y ese plan pasa por defender muy arriba, con Mallo y Olaza recorriendo todo el lateral y sumándose al ataque. Tapia es el mediocentro encargado de barrer todo lo que pase por sus amplios dominios, con Nolito, Denis Suárez y Brais Méndez en la línea de tres cuartos y que se junta con Aspas, que dispone de libertad para moverse por todo el frente de ataque, donde Mina se encarga de fijar a los centrales rivales.

El técnico del Celta agradece disponer de semanas completas para preparar los partidos y aprovechar para que su equipo vaya ganando fondo físico para soportar las exigencias de presionar en todo momento al rival cuando domina la pelota. “El hecho de tener siete días por delante ayuda a programar la semana de una manera donde la importancia es no pasarse en las cargas de trabajo y tratar de ir sumando poco a poco y mejorar el rendimiento.

En la actualidad, el equipo se ha visto bien, necesitamos de todos, tenemos que tratar que todos estén al cien por cien cuando les toque jugar, sea más o menos minutos. De hecho, en el último partido, el triunfo nos lo han dado dos jugadores que han ingresado desde el banquillo”, dijo en referencia a Baeza y a Beltrán, que aprovecharon dos buenas asistencias de Iago Aspas para dejar sentenciado el duelo ante los andaluces.

Partido de Copa del Rey

El Celta abrirá su participación en una nueva edición de la Copa del Rey el 17 de diciembre ante el UD Llanera, equipo asturiano de Tercera División. El partido se disputará finalmente en el estadio Carlos Tartiere de Oviedo. Así lo anunció esta tarde el rival céltico en el torneo del KO.