Eduardo Coudet podrá sentarse en el banquillo del Celta ya a partir de este domingo. El técnico argentino estaba viviendo situación muy similar a la que se vivió a principio de temporada con Jorge Almirón en el banquillo del Elche.

El argentino del club vigués no llega a poder acreditar los cinco años sentados en un banquillo profesional, requisito indispensable de la UEFA para que un técnico de fuera de Europa pueda entrenar en el Viejo Continente. Tanto que hasta ahora no tenía el visto bueno de UEFA y por eso ya no pudo sentarse en el banquillo del Sánchez Pizjuán ante el Sevilla.

Coudet estaba pendiente de la entrevista que tenía que tener con un miembro del Jira Panel de UEFA. Reunión que inicialmente se iba a haber celebrado el pasado viernes, un día antes de su debut, y que finalmente se celebró ayer martes. De esa entrevista ha salido una solución similar a la sucedida con Jorge Almirón a principio de temporada eh el Elche, tal y como ha podido confirmar el diario SPORT, del grupo Prensa Ibérica, que edita FARO..

Es decir la RFEF va a tramitar una licencia autorizada por UEFA, pero que estará condicionada y tendrá un carácter provisional, al igual que sucede con el técnico del Elche. Condicionada y obligada a terminar la presente temporada en el club gallego para conseguir el permiso de competencias de UEFA. El requisito necesario para poder continuar la próxima temporada y en el futuro entrenando en el mundo UEFA.

Es decir, si Coudet fuera destituido por cualquier motivo antes de concluir la presente temporada 2020-2021; sería desposeído de esta autorización provisional y debería completar el tiempo que UEFA le reclama en otro continente para poder regresar y entrenar de nuevo en Europa. Ya sea en un club español o en cualquiera otra liga dependiente de UEFA.

El 'Chacho' empezó su trayectoria en Rosario el 1 de enero del 2015 donde permaneció hasta el 31 diciembre del 2016. En enero del 2017 se hizo cargo del Tijuana mexicano hasta noviembre de ese año y meses después asumía el banquillo del Racing Club argentino hasta el 31 de diciembre del 2019.

En enero de este año llegó al Internacional brasileño hasta que decidió abandonarlo hace unas semanas para venir a España. Así pues Eduardo Coudet, salvo contratiempo, podrá sentarse el próximo domingo en Balaídos con motivo del choque del Celta ante el Granada.