Gabriel, el Toro, Fernández está teniendo escaso protagonismo con el Zaragoza esta temporada en Segunda División, a pesar de haber sido alineado en 11 de los 12 encuentros disputados hasta la fecha por el conjunto maño. La razón es simple. El contrato de cesión del delantero uruguayo al equipo aragonés establece una penalización en caso de que el Toro no juegue un determinado número de encuentros. La cifra no ha sido dada a conocer, pero podría estar próxima a la treintena.

Pese a haber participado en casi todos los encuentros, Gabriel Fernández solo ha participado en tres de ellos como titular. El uruguayo todavía no se ha estrenado como goleador en Segunda División después de 495 minutos sobre el terreno de juego –una cifra muy alejada de los 933 que suma Narváez, el delantero titular del equipo– y no ha convencido al cuerpo técnico del conjunto maño ni a la exigente afición de La Romareda.

Ninguno de los futbolistas cedidos por el Celta este verano a conjuntos de la categoría de plata están teniendo, en realidad, protagonismo. Aunque ha aportado un gol, Jozabed Sánchez, tampoco ha logrado hacerse con la titularidad en el Málaga. El sevillano suma apenas 280 minutos en nueve encuentros, solo dos de ellos como titular.

Álvaro Vadillo, cedido al Espanyol con obligación de compra si el conjunto perico logra el ascenso, tan solo ha jugado 68 minutos en lo que va de temporada y se ha quedado fuera de la convocatoria de Vicente Moreno en los cuatro últimos compromisos ligueros.