El Celta ingresará en los próximos meses en caja dos millones de euros por el contencioso que mantiene desde hace más de un lustro con el Oporto por el delantero argentino Fede Varela, incorporado en su momento a las categorías inferiores y fichado por el club portugués tras rescindir el jugador de forma irregular su contrato .

El club vigués tendrá que ser indemnizado con dos millones de euros por la fuga del futbolista al conjunto portugués, según informó ayer el diario deportivo portugués O Jogo. La indemnización se produce después de que el Juzgado de Trabajo de Vigo que llevaba el caso condenase al equipo luso a compensar al Celta por la decisión del jugador de rescindir de forma unilateral el contrato con el conjunto celeste en la temporada 2015-16 para fichar por el Oporto, con un paso intermedio por el Stade Nyonais suizo.

El Celta reclamaba 10 millones de euros al Oporto por “haber rescindido sin causa justa su contrato,” pero el tribunal ha reducido en 8 millones la cantidad.

Según O Jogo, el Oporto se ha comprometido a pagar la indemnización en dos plazos: el primero de ellos ya se tramitó en julio pasado y el segundo será efectivo el 31 de enero del próximo año.

Aunque la indemnización que ha fijado el juzgado es sensiblemente inferior a la que pedía el Celta, al club vigués le ha salido rentable la jugada, no solo porque los tribunales le han dado la razón en un pleito que se ha prolongado durante un lustro, sino porque ha obtenido un gran rendimiento económico por la marcha de un futbolista que luego no ha tenido un gran recorrido.

Federico Nicolás Varela (Buenos Aires, 1997) fichó por las categorías inferiores del Celta en la temporada 13-14 para incorporase al conjunto cadete y al siguiente año pasar al conjunto juvenil. Su recorrido en el Celta terminó ahí, porque el atacante argentino abandonó la cantera de A Madroa sin previo aviso para iniciar un periodo de silencio que le preservase de sus obligaciones de regresar a Vigo para cumplir el contrato que le unía al club celeste. Reapareció meses después en el Stade Nyonais suizo, antes de firmar por el Oporto.

Tras un breve paso por el filial de os dragoes y una cesión al Portimonense, Fede Varela pasó hace dos temporadas a engrosar, también a préstamo, las filas del Rayo Majadahonda, con el que disputó 36 encuentros en Segunda División con una aportación de dos goles y cinco asistencias.

El pasado curso el atacante argentino fue traspasado por un millón de euros al Leganés, que a su vez lo cedió a la UD Las Palmas. Con el conjunto canario disputó, el pasado curso en Segunda División 17 partidos a las órdenes de Pepe Mel, aportando un gol y una asistencia.

El pasado verano, Fede Varela se desvinculó del Leganés y firmó por su actual equipo, el Deinzlispor, de la Segunda División turca, por dos temporadas.