El Celta de Vigo ya puede inscribir de nuevo en LaLiga al portero CeltaVigoLaLigaSergio Álvarez, lesionado desde mediados de mayo, tras cumplirse los cinco meses preceptivos para dar de alta a un futbolista que fue dado de baja anteriormente por lesión.

La baja de larga duración del guardameta gallego, quien sufrió una rotura de ambos meniscos de su rodilla derecha, fue aprovechada por el Celta para fichar al extremo Nolito, entonces en el Sevilla, en la recta final de la pasada temporada.

Desde entonces, Sergio Álvarez sigue con un proceso de recuperación que se complicó al verse infectado por la COVID-19. No obstante, los médicos del club confían en que el veterano portero, de 34 años, pueda reaparecer antes de que se termine este año.

Su baja, además, coincidió con la de su compañero de puesto Rubén Blanco, lo que precipitó el afianzamiento de Iván Villar como portero titular del conjunto dirigido por Óscar García Junyent.