El Celta está muy cerca de resolver el problema que Óscar García le planteó al club cuando el técnico solicitó la contratación de un portero con experiencia que cubriese las bajas por lesión de Rubén Blanco y de Sergio Álvarez. El sabadellense desconfiaba de la bisoñez de Iván Villar, quien en las últimas horas ha agradecido el apoyo que le mostraron el club y sus compañeros cuando se puso en duda su capacidad para defender la portería del equipo celeste en la máxima categoría.

El guardameta de Aldán respondió al reto y ahora disfruta de la titularidad, aunque parece que no será por mucho tiempo. Rubén está a punto de comenzar a entrenar a pleno rendimiento, por lo que la reaparición del portero titular podría producirse antes de lo esperado. El jefe médico del Celta anuncia que el mosense volverá a entrenar "con cierta normalidad" a partir de la semana que viene. El Celta visitará al Levante el lunes 26 de octubre. En esa fecha o en la siguiente (a principios de noviembre ante la Real Sociedad) podría resolverse el problema de Óscar García con la portería céltica.

"Tanto las sensaciones de Rubén como la que yo tengo cuando exploro la zona lesionada y las imágenes que sacamos en las pruebas complementarias me hacen pensar que la cosa va bien y que esta semana que viene empezaremos a entrenar con cierta normalidad", explicaba el jefe médico del Celta, Juan José García Cota, en el programa Ao Contraataque, de la Radio Galega.

García Cota operó a Rubén Blanco el pasado julio del tendón directo del recto femoral derecho. Entonces se apuntaron entre 4 y 5 meses de baja. Es probable que en menos de cuatro meses Rubén Blanco vuelva a jugar.

Menos optimista se mostraba el médico del Celta con la recuperación del otro portero lesionado: Sergio Álvarez. "Es mucho más difícil de predecir (el regreso del catoirense) porque la rodilla tiene muchos intríngulis, tiene altibajos en este momento. Es difícil pronosticar cuándo vamos a tenerlo disponible", apuntaba García Cota, que también tuvo que intervenir a Sergio Álvarez después de que sufriese una rotura de los dos meniscos de la rodilla derecha el pasado 22 de mayo. Están a punto de cumplirse los 5 meses de plazo máximo que se apuntó entonces.