La titular de Iván Villar depende del proceso de recuperación de la lesión que Rubén Blanco sufrió en julio pasado en el tendón del recto femoral derecho. El de Mos acelera su puesta a punto y en noviembre podría reaparecer.

"Rubén está entrenando con nosotros. Lleva ya un par de semanas. No sé los tiempos que requiere cada lesión. Les deseo que se recuperen cuanto antes porque es bueno para el grupo", apunta Villar sobre el mosense y sobre Sergio Álvarez, cuya recuperación va más lenta.

Con ambos de baja, Iván Villar aprovechó la oportunidad para ganarse la confianza de un Óscar García que desconfiaba de la inexperiencia del canterano. Ahora, al técnico de Sabadell le espera decidir quién ocupará la portería del Celta cuando Rubén Blanco se recupere. "Eso es decisión del míster. Yo voy a tratar de entrenar y ponérselo más difícil para que el que juegue esté mejor preparado", apunta el cangués.

Y respecto a las dudas del técnico ante su inexperiencia, Villar añade: "No sé si hubo dudas. Estaba centrado en lo que dependía de mí, que era entrenar todos los días al máximo y estar preparado para cuando me tocase jugar".