Las escuelas de fútbol de la Fundación Celta están ya en marcha. Ayer arrancó la de Moaña, una de las grandes novedades para esta temporada, y hoy mismo empieza el trabajo en el Campo Federativo de Coia, que acoge esta iniciativa por tercer año consecutivo. Mientras, la escuela más veterana, la de A Madroa, con más de diez años a sus espaldas, estrena esta campaña nueva ubicación. Los protocolos por el Covid-19 y las necesidades de instalaciones han provocado que los grupos que entrenaban en la ciudad deportiva celeste lunes, martes, miércoles y jueves ahora lo vayan a hacer en los fondos del campo de Balaídos.

"Sin duda, será un aliciente muy importante poder entrenar dentro del estadio y que a los niños les va a llamar la atención y gustar mucho", explica Manu Gómez, coordinador de las Escuelas de Fútbol de la Fundación Celta, quien recuerda también que "tenemos otros grupos de trabajo en Cambados y en el Grove y Velle (Ourense), aunque en estos dos últimos casos estamos a la espera de disponibilidad de instalaciones para poder empezar. Además, hoy mismo hay una jornada de puertas abiertas en Teo para estudiar si montamos otra escuela allí y también están previsto iniciar ya en Ribeira y A Estrada".

Las escuelas están dirigidas a jugadores federados aunque también hay grupos específicos de porteros y se plantean como un refuerzo, como un complemento al entrenamiento que realizan con sus respectivos equipos. Se realiza mucho trabajo individualizado, incidiendo especialmente en las habilidades técnicas. Pero hay otras variantes como la escuela de iniciación para niños de 4-5 años que están dando sus primeras patadas a un balón o la reservada para los que también realizan su primero contacto con este deporte, independientemente de su edad.

La línea de trabajo, la metodología, es la misma que se sigue en las propias categorías inferiores del Celta. De hecho, los entrenadores están o estuvieron dirigiendo equipos de A Fábrica. Es lo que denominan el Programa DOC, Denominación de Origen Celta, mediante el cual "tratamos de transmitir a los niños la importancia de la formación académica, la salud, la higiene, colaborar en las tareas de casa... Muchas cosas que son muy importantes y que los niños deben tener en cuenta. Nuestro principal objetivo es colaborar en la formación de los niños para que sean mejores fubolistas pero también trabajamos otro tipo de mensajes", comenta Manu Gómez, quien apunta que "si alguno destaca, puede acabar en el club. Es difícil pero no imposible. Del año pasado hay 2-3 niños que empiezan esta campaña en nuestras categorías inferiores".